domingo, 6 de diciembre de 2009

Ayeres


El pañuelo blanco bordado con una M en color verde, le habla de ayeres que durmieron y no murieron en un cajón lleno de aquello que se llaman recuerdos…

El vestido beig, con un cinturón negro en la noche de la fiesta del pueblo, la orquestita tocando canciones y ella sentada en primera fila atusándose el pelo…

Deseando bailar abrazada, mil pecados rodean su espalda y en la plaza del pueblo se enganchan los mozos y mozas con risas y chanzas…

Ella es una señorita y controla bajando la mirada …aunque a veces se escapa la vista al que le entrega las cartas….

El muchacho vestido de noche , arremanga las mangas plisadas, mientras habla ,mirando zagalas…ya no evitan sus ojos mirarla…unas gotas de alcohol le hacen valiente, escondiendo en unas copas el amor que si siente…

Y entre entrega de cartas se van desnudando psicológicamente .sonrisas y encanto…un rubor encendido, acarician sus manos cuando le da los sobres que están esperando…

Y entregando su alma a un amor inesperado, los deberes le obligan a un respeto paterno y es que entregue su cuerpo a un amor más pudiente y más serio…

El camino arenoso se lleva a una novia, que jamás quiso serlo de un hombre que ni quiere, ni deseaba conocerlo, ni casarse, ni engendrará su simiente…que cuando cerraba los ojos solo veía sobres y sellos improcedentes en las noches negras y con el tiempo gris en su mente…

Educada virgen en cuerpo …se pasaron cincuenta años …siendo físicamente…que no cerebralmente decente…

Un día un mal aire se lo llevó…ella fría como un témpano lo veló en la habitación …había sido su marido…y ella como su mujer se comportó…

Un traje de chaqueta lleva …algún abril de luto lleva en su cuerpo …un traspies le hace no caer al suelo porque unos brazos la están sosteniendo …

Y al subir la mirada, se siente presa de unos adolescentes años …cuando un joven cartero le entregó un pañuelo bordados con una M para que se limpiara los ojos ,cuando lloraba gritándole …me voy a casar con otro…no vuelvas a verme…

El tiempo ha pasado en ambos rostros y dejan que pase un poco más viéndose a ratos en el casino, en algún cine o en el paseo de la ciudad y se despiden en una noche especial, acercando sus labios sintiéndose como cincuenta años atrás….

El momento pudiera ser sublime….se separan …y ven que no hay vuelta atrás…lo que pudo ser y que no ha sido, son demasiados años para volver a empezar…

Mejor hubiera sido no haber coincidido y poder siguiendo imaginar…

No se sabe lo que acapara el destino…el suyo fue el que fue …era su sino…cincuenta años son demasiados para borrar en un plis plas lo que vivió y la fantasía en eso se quedo

Mezcla de arena, mezcla de cal ….viviendo realidades, mezclándolas con algún sueño de aquella edad …y despertar con esa inercia del saber estar …y de matar lo que deseaba en realidad

Ahora ya es tarde…la avenida es grande….con paso lento pero fuerte…sigue los pasos y el destino de siempre….su casa …su pasado…su destino…y en el presente …solo el recuerdo de un pasado …en un pañuelo con una M….

Un saludo


21 comentarios:

Vir diciembre 06, 2009  

muy pero muy bueno

y muy real también, sobre lo pasado no se puede volver y lo que fue ya no es igual porque el tiempo pasó

a veces es mejor quedarse solo con el recuerdo y en este caso con el pañuelo bordado

beso

Cantares diciembre 06, 2009  

Que historia!!! me recordaste a una vecina de la infancia, se decìa que estaba sola por un desengaño amoroso.
Yo la recuerdo el parada en puerta de su casa mirando hacia la avenida, como esperando que volviera alguien.
Nunca supe la verdad.
Besotes

TriniReina diciembre 06, 2009  

Conozco una historia parecida a esta. Pero, mis conocidos, sí han convertido esa fantasia en realidad y ahora están juntos. Al fin.

Abrazos

Prometeo diciembre 06, 2009  

¡que delicia de realto!, ha pasado tantas veces, obligaciones del hombre y de la mujer. Mira, en eso hemos cambiado para mucho mejor...dicen que los recuerdos son peligroso poqrque los idealizamos de forma muy subjetiva y solo recordamos lo que queremos una version muy nuestra de los que paso; elecciones siempre en nuestra mano ¿quien sabe?...un fuerte abarzo.

mariajesusparadela diciembre 06, 2009  

Je,je: lo que no sabemos es si hubiera sido feliz con el cartero o él, pasado el calentón, hubiera llevado cartas a otras puertas...
Dale la vuelta a la historia y cuéntanos el resultado en otro post. Con tu imaginación maravillosa, puede ser interesante.

Rita diciembre 06, 2009  

Es un fiel retrato de como eran las cosas en aquel tiempo, es además una lección de vida, hay que actuar con el corazón y en el corazón.....no se debe mandar, pero no estoy de acuerdo en el final, creo que si que era tiempo de empezar, ¿porque no? un beso amiga y feliz domingo

MAJECARMU diciembre 06, 2009  

Azul,es una preciosa historia,pienso como Rita,que si era el momento de empezar porque los dos se tenían en el corazón y ese sentimiento es eterno,aunque los cuerpos hayan cambiado..

Esa historia la vivieron soñando y esperaba ser vivida en la realidad..

Mi felicitación y mi abrazo por la buena construcción y el desarrollo,que emociona,amiga.
M.Jesús

laMar diciembre 06, 2009  

Preciosa y muy emotiva historia. Y real, que no hace tanto que los matrimonios se concertaban en beneficio de los padres para desgracia de los hijos,
Un abrazo enorme

Rita diciembre 06, 2009  

Querida Azul, te expresas muy bien, ya se que tu sabes que no hay edad límite para esto ni para casi nada, a excepción hecha de tirarse en paracaidas claro, je je je, que también también......yo entendí lo que querías decir, lo que pasa es que me hubiera gustado otro final, pero también es un modo de verlo, venga un besito

Gizela diciembre 07, 2009  

De acuerdo con Viv...
Muy pero muy bueno!!!!
Pero soy de las que creo que nuca es tarde para retomar nada en la vida.
Creo que es un triste final, que hubiese sido mejo, con más valentía por parte de los protagonistas
Un besote y linda semana
Gizz

Moony-A media luz diciembre 07, 2009  

Demasiadas veces, la vida se hace dura. Una cuesta arriba inacabable.
Pero... 50 años no son nada...si se ama, claro.

Precioso...

Un beso grande.

Yob diciembre 07, 2009  

Hermoso escrito. El pasado trae consigo nuestra vida empapada de ayeres que nos es grato recordar, nos es doloroso, nos es necesario a veces. Pero no por ello vivir retrociendo los segundos, sino caminando con la mirada fija en el después que no importa qué tan grandioso haya sido el ayer, el mañana promete ser mejor... una promesa silenciosa porque el futuro es modesto y no alardea de todo lo que trae para nosotros.

Me gusta tu blog, es sincero y ameno, te voy siguiendo.

Saludos.

tisbe diciembre 07, 2009  

A veces (muchas) es mejor dejar el humo dormido.

Un abrazo

Belkis diciembre 07, 2009  

Los recuerdos nos mantienen vivos. Lo pasado es pasado, pero la alegría de lo sentido no lo logran borrar ni el tiempo ni la distancia. Siempre hay un lugar en un rinconcito del corazón para guardar esos sentimientos. Muy bonito. Un cariñoso saludo Azul

María diciembre 08, 2009  

Siempre hay tiempo para el amor, AZUL.
Yo creo que nunca es tarde. A veces, parece que ya se ha terminado todo y que no hay vuelta atrás pero, siempre se puede ir hacia atrás y hacia a delante...

El relato es precioso.
Como todo lo que escribes.

Mil besos, guapísima.

Rita diciembre 08, 2009  

Hola querida Azul, paso a saludarte e invitarte a participar en un juego de lotería, pasate por mi blog cuando puedas, besitos

Jacquie. diciembre 08, 2009  

Los sentimientos no cambian, creo que siempre están ahi, a veces se ocultan, pero siempre que da ese sentimiento.
¿Se puede vivir del recuerdo?
¿Se puede vivir esperando que "esa persona entre por la puerta?
Hay muchas interrogantes, en cuestión de sentimientos hija mía hay historias que no veas.
Como siempre leerte es un placer.
Un beso Azúl muacksss.
Jacquie.

Lucía diciembre 08, 2009  

Precioso el relato, Azul.
creo que ese pañuelo con una M será guardado por siempre.
Al leerlo pensaba en un final juntos...una que es así...jejeje.
Aunque quizás la magia ande en no vivirlo, si no en recordarlo:)
Besos grandes.

PD: Gracias por tu paso en cartas, me hizo mucha ilusión verte y leerte.

beker diciembre 08, 2009  

Las huellas del pasado son sólo eso, huellas sobre las que caminamos, besos

las 7 almas robadas diciembre 08, 2009  

hermosas palabras ,cualquiera querria ver tu corazon,

saludos ^^

Paquita diciembre 14, 2009  

Buen escrito.

Jamás deberíamos vivir con una pareja a la que no amamos, nunca podemos vivir de los recuerdos o de lo que podría haber sido.


Besitos primita.

Un gran regalo

No sé que me dirás, no sé que pensarás, este es un regalo para ti, no es un libro y mucho menos esa carta tan hermosa …, pero es lo más hermoso que yo puedo poner en tus manos, un libro con todas las hojas en blanco en el cual puedes escribir, todo lo que desees…hacer crítica, hacer reír, hoy tan difícil de conseguir, hacer porque no… llorar , que puedas hacernos pasear por esa increíble imaginación que posees .
Piensa que gracias a este medio dejaremos un haz de luz de nuestra existencia.
Escribe, escribe como lo sabes hacer tú.

  © Mi mar y mi cielo azul basada en una plantilla original de Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP