lunes, 15 de febrero de 2010

Otras historias de amor


Anda descalza...con un camisón hermosamente blanco de encaje..se sienta a los pies de la cama mirando la cristalera del balcón, dónde con el aire las cortinas van un poco de aquí para allá...

Tras esa puerta está el mar...azul, verde...depende la hora y el sol que se refleja...a veces incluso gris por el frio perenne que se apodera del clima en este momento del año...

Ella tiene también los ojos grises, hace años fueron azules y alguna pata de gallo, refleja que fue mucho más joven antaño...pero sigue estando viva y llena de amor y de ganas de utilizarlo...

Se mira los brazos que cuelga la carne un poco por la parte de abajo y pellizcando la piel de las manos se crea una pequeña montaña que cuesta que también vaya para abajo, porque ya no es tan flexible como era en el pasado....

Está en una preciosa habitación de hotel, desde hace una semana, para barnizar la normalidad que se supone realidad en una vida mundana...

Tiene 55 años y de su vida está encantada...

Cada noche cena sola en un rincón, allí ha conocido a Juan que es vecino de comedor...a veces se miran, aunque no se hablan, será cuestión a esas edades de respeto y educación...

Sentada a veces en una hamaca frente a ese mundo de agua salada, lo mira tomando el sol y no puede evitar mirarlo más y que se ponga el vello de punta y se imagine más cerca estar...

Hoy en el hotel ha habido una fiesta de disfraces y los han presentado, y han podido bailar, ella iba vestida de un sueño y él de un pirata de alta mar...

Después de reir y hablar como locos han quedado en la habitación de ella e Inés esperando está...

Aparece él en el umbral, a los dos minutos el camarero pica a la puerta y les trae un botella de cava y dos copas, cuando este se va ...no hay nada más que hablar...

Juan la coge de la cintura y le besa el cuello bajo las orejas y va subiendo, la tiene cogida por la cintura y la atrae mientras con una mano le acaricia la espalda jugando y haciéndole que se le erice la piel ....después descifra la comisura de sus labios para saborear su lengua y perderse en él....

Como si fuera la primera vez, se siente niña, virgen, apasionada ...es ese sueño que soñó alguna vez....

La estira en la cama y va subiendo la parte baja del camisón, aprieta sus piernas, y va desabrochando su camisón botón a botón...

Le acaricia el pecho, mientras ella lo va desnudando entero y se deja hacer entre besos y anhelos que la penetre ...y no es un juego...arde en deseos ...cerrando los ojos ...olvida el tiempo...

Bueno..debo decirles que esta historia como algunas de las mías tiene truco....

Y es que Juan e Inés llevan años casados, solo 30....

Una vez al año juegan a que no se conocen y vuelven a reconquistarse una y otra vez...

Y se descubren en una semana, aquello por lo cual empezaron a amarse sin saber cómo era quien ....

Son juegos... les vale para seguir juntos en el intento...después tienen todo un año para vivirse, para enfadarse...para ser normales...

Cuando vuelven de este espacio...vuelven felices....es como una nueva etapa...cada utiliza sus normas y sus costumbres...

No hablaran más de este momento, pero aprenderán que una vez al año encuentran en ellos mismos, aquello que en otros, otros podrían buscar ...

Un saludo

17 comentarios:

Ligia febrero 15, 2010  

Bueno, si les vale para seguir unidos otros treinta años, va bien. Está linda la historia. Abrazos

Vir febrero 15, 2010  

hola azul!
que historia romántica
seria lindo hacer lo que hacen ellos
que alegría estar acá nuevamente

beso grande

Adolfo Payés febrero 15, 2010  

El amor.. en el amor todo es posible.. bella historia de amor como solo tu sabes hacerlo..



Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos de siempre..

Que tengas una semana maravillosa..

ANTARES febrero 15, 2010  

simplemente precioso....en el amor es tan importante volver a descubrirse cada día, sorprenderse...
un beo

Cantares febrero 15, 2010  

Que hermoso relato! los matrimonios que juegan entre ellos y se miman y estimulan seguramente sobrellevan la fatiga de lo cotidiano de otra forma.
Precioso! Besote

mariajesusparadela febrero 15, 2010  

Treinta años no es nada...porque ya pasaron. Hay que pensar en el hoy y en el futuro. Y ellos se los montan bien.

Lludria febrero 15, 2010  

No es una mala receta, no señor; utilizar algo así para reavivar lo que se tiene en vez de buscar en cuerpos ajenos. Ole por ellos. Un abrazo, Azul ^^

Alijodos febrero 15, 2010  

Es un buen ejercicio del que muchos deberían tomar ejemplo sin lugar a dudas...un abrazo azul...

Jacquie. febrero 15, 2010  

Dar, compartir, vivir y disfrutar juntos. La importancia del amor...

Besitos Azul, me encantó.
Jacquie.

Paquita febrero 15, 2010  

Preciosa hitoria.....
Muy bien escrito , con alguna pincelada de erotismo jejeje.

Besos primita.

Abuela Ciber febrero 16, 2010  

Fantasías que estimulan.

Cariños

AROBOS febrero 16, 2010  

Es una buena terapia contra la monotonía de una larga relación, que inevitablemente se torna rutinaria.

Prometeo febrero 16, 2010  

Bella historia, bello juego, como esos que se casan dos o tres veces a lo largo de sus vidas untos y amantes...se lo tengo que proponer...un abarzo, ya te contare.

Malena febrero 16, 2010  

Mi querida Azul:Preciosa historia de amor con un final no esperado(debería estar ya acostumbrada :) )Y es que el amor es como un niño al que hay que cuidar y mimar para que nunca, ni con el paso de los años desaparezca.No sé, no sé, me estás dando ideas :)

Gracias por tus palabras, corazón, os echaba de menos pero tenía que volver en condiciones.

Mil besos y mil rosas.

El Drac febrero 16, 2010  

Y ¿tú eres Inés? porque lo haz relatado tan bien que o eres Inés o haz estado filmando todo...eh?? vamos estamos entre amigos ¡¡confiesa!! Un gran beso

laMar febrero 16, 2010  

Para mantener vivo el Amor no puedes dejar que la rutina aparezca. Me encantó tu historia, es una maravillosa forma de recordar y mantener lo que le une. Precioso.
un abrazo enorme

Alondra febrero 16, 2010  

Ahhhh!!! qué envidia de esa pareja que conserva la imaginación y por una semana son amantes... ¡Enhorabuena! Un beso grande

Un gran regalo

No sé que me dirás, no sé que pensarás, este es un regalo para ti, no es un libro y mucho menos esa carta tan hermosa …, pero es lo más hermoso que yo puedo poner en tus manos, un libro con todas las hojas en blanco en el cual puedes escribir, todo lo que desees…hacer crítica, hacer reír, hoy tan difícil de conseguir, hacer porque no… llorar , que puedas hacernos pasear por esa increíble imaginación que posees .
Piensa que gracias a este medio dejaremos un haz de luz de nuestra existencia.
Escribe, escribe como lo sabes hacer tú.

  © Mi mar y mi cielo azul basada en una plantilla original de Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP