martes, 29 de junio de 2010

Ley de vida


Cuando llegué a mi viejo barrio, hace cuatro años, recorrí las cosas del pasado...pero el pasado es eso....pasado...

El barrio había cambiado...

Llegué un 23 de junio de noche, osea la noche de San Juan y me maravillé como una niña, con ese piso nuevo y en la esquina de casa los fuegos artificiales...era viernes por la noche...el fin de semana aun había que trasladar alguna cosa...mi pequeña Dama con todo su miedo a los petardos se quedó solita en el piso antiguo vacio...el sábado fuimos a buscarla y se había comportado como una valiente.....ese fin de semana apenas vimos el barrio estábamos colocando cosas...ya saben ustedes....

El lunes mi marido se fue a trabajar y Dama y yo a las 8 de la mañana nos fuimos a pasear, tenemos un paseo precioso en la esquina de casa, lleno de verde...de árboles que te impiden según la temporada ver el cielo, lleno de bancos dónde los ancianos y los niños disfrutan de las tardes de primavera y una gran zona verde dónde perros y dueños hacen tertulia y los peques ladrándose y jugando mientras corretean....

Uno de ellos es la pequeña Kitty ...es una perra enana ....pequeñita que coge en una mano, peluda de color caoba y es muy graciosa porque es tan pequeña que para seguir a su amo debe ir corriendo siempre...no puedes evitar mirarla ...por guapa y graciosa...dando saltos ...y corriendo ....para no perderse...

Eso ha sido hasta hace un mes...Kitty ya tiene quince años...y ya no corre....de repente, anda pasito a pasito con la cabeza caida...la vejez se la ha comido en nada....andar dos metros es pesado...el dueño se para cada dos por tres para esperarla y ella lo mira con ojos algo lagrimosos pero luchando por llegar hasta él ,hasta que su dueño ya anciano también la coge en su mano y adelanta con ella un poco del camino...dice que quiere seguir sacándola de casa mientras ella quiera cuando la llama para salir ...y pasito a paso se dirige a la puerta ....

Ya apenas come....ay Kitty quien te ha visto y quién te ve ...tu amo me ha dicho que ahora solo queda entre vosotros tiempo...el tiempo que la vida te permita seguir junto a él y se entristece son 15 años de paseos y compañía...y de repente...de repente....la pena se anuda en su cuello ...es duro verte perder....

Yo miro a mi Dama que este año cumplirá también quince años...de momento sigue andando...ahora con la calor y los petardos como cada junio pierde su forma de ser...y me entristece ver a Kitty y saber que en nada ...que en nada a mi Dama le pasará lo mismo que a Kitty ....es ley de vida...pero quien tiene animales y los ama saben lo que duele...

Después del paseo matutino...Dama y yo llegamos a casa...hace en estos días tantísimo calor, que llega a casa con la lengua fuera y tal como entra en casa bebe agua y se tira en medio del pasillo y luego desaparece ....si hay petardos se esconde de nuevo bajo la cama, dónde he retirado cajas de ropa para que pueda entrar y salir a sus anchas y que no me agobie pensar que si no estoy no pueda salir y se ahogue con los nervios...

Así que una vez ella en casa vuelvo a bajar para comprar esas cosas que el sábado uno piensa que no va a necesitar y siempre faltan durante la semana, que si lejía, o leche, o huevos...

_Hola AZUL que haces por aquí pregunta el chico del supermercado...y después de pagar cargada con leche, bolsas de basura, dentífrico y gel bajo las dos escalones que dan a la calle y debo ir sorteando la gente que hay en la pequeña acera....

Y uno de los impedimentos para poder pasar libremente es un carrito de dos gemelos empujados por su abuela ...una señora muy mayor ...empujando y dos pequeños sentados que aun no tienen un año, de cara rechoncha llenos de vida, rubios de ojos azules y sonrientes, uno mirando el cielo y sonriendo y el otro metiéndose un juego de llaves de colores plastificadas en la boca y diciendo baaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah

Sonrío...son tan hermosos y achuchables y sobretodo tan llenos de una vida inmensa por delante...

Y entonces me acuerdo de la pequeña Kitty ....y se me queda una sonrisa tonta de duelo...

Es ley de vida...

Hay quien se apaga porque ya le llego el momento y quien nace para llenar todos esos huecos que faltan...uno llora y al momento sonríe...porque la vida está para eso....se sube y se baja, se enciende y se apaga....
Todos mis buenos deseos para esos gemelos que llenan la vida de sus papas y a la pequeña Kitty que siga ...caminando despacio como lo hace y que sea feliz hasta que su corazón no le de para más....ella lo intenta...yo se que no debe entender porque hasta hace un mes no se cansaba por caminar y ahora no puede dar tres pasos y obligarse a parar...pero ella lo intenta...chiquitita, preciosa....Un beso pequeña Kitty ....

12 comentarios:

Montse junio 29, 2010  

Azul, estoy llorando como una tonta, tu entrada me ha emocionado mucho. Kitty, me recuerda a mi Queen, y la encuentro faltar mucho,, han pasado dos años sin ella y no me acostumbro a pesar de tener a Murri,Tambien me acuerdo de mi Tro, el pastor aleman, y de todos mis niños perros, a todos los añoro. Se que es ley de vida pero duele mucho, y nunca estas preparada cuando llega el momento. Siempre digo que si existiera una vacuna o algo para alargarle la vida a los perros, la compraria, al precio que fuese. Dama es viejita, y te dejara algun dia, pero siempre estara en tu corazón, como Kitty, que sin ser tuyas la quieres, como todos los que amamos a los animales. Cuando mueren mis perritos, siempre me digo, que no quiero ninguno mas, ya que el disgusto es muy grande, pero despues se presenta otro y soy incapaz de decir que no, sabiendo que lo volvere a pasar mal, y es que el amor que te dan estos seres de cuatro patitas es tan grande que no tiene precio,besitos.

El Drac junio 29, 2010  
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Drac junio 29, 2010  

Es trágicamente conmovedor lo que has posteado y así es la vida ; creo que nosotros los humanos siempre estamos escondiendo su fase triste, siempre hablamos de la belleza de la juventud del amor; y qué pasa con los tristísimos momentos cuando la vida se apaga, nadie sabe, nadie opina, todos callan; creo que si tuvieramos más conciencia de el gran dolor que se nos avecina nos prepararíamos para ello. Yo por mi parte pienso que la vida es para aprender sobre el amor, la verdad, la bondad; es decir aprender sobre las cosas de Dios y cuando hemos avanzado algo (pues nadie es perfecto) nos vamos a otra vida a seguir aprendiendo, hasta que llegue el momento feliz de estar con nuestro creador . Un gran abrazo. Últimamento perdí a dos compañeros de mi vida Cuto y Monky parejita de boxer atigrados que nunca me dieron nietos, my que paraban juntos todo el día , auqnue no lo creas ¡¡beso a beso!!

Ligia junio 29, 2010  

Un beso para Kitty y otro para Dama. Abrazos

Cantares junio 29, 2010  

Es muy conmovedor.
Sin palabras.
Besos

..NaNy.. junio 29, 2010  

Hola es muy conmevedora tu historia no pensamos en las cosas tristes pero las hay, siempre ablamos de lo bueno y es por que nos escondemos. Saludos

jose i mari junio 29, 2010  

Me emocionó tu historia...no tengo perros, pero mis dos sobrinas los tienen y entiendo perfectamente tus sentimientos...A veces los animales nos dan lecciones...Un beso. Mari Carmen.

Uruguayita junio 29, 2010  

Me llenaste los ojos de lágrimas. Vengo a dejarte un beso, mañana paso por el taller de reparaciones, espero volver...si no fuera así...mis cenizas irán al mar azúl, y desde alli, etaría con las sirenas leyendote, q aunque no te comente no me pierdo uhn post tuyo. ¡Nos estamos viendo!. Con Cariño. Uru.

Alondra junio 30, 2010  

Que trocito de vida tan hermoso nos dejaste... y yo de bajón que lloro por todo...
Besitos

Rita junio 30, 2010  

Si, es ley de vida pero cuanto duele verlos marchar, a nuestros perritos y a nuestros mayores, lo malo es cuando ya te das cuenta que tu empiezas a ser uno de esos mayores que se les aproxima el tiempo, como a Kitty, como a Dama que dios guarde mucho tiempo a las dos, no digo años porque....ya se sabe, ellos viven menos, que me lo digan a mi, que he visto marchar unos cuantos, Pitusa, Yoni, Yaka, Donna, Bimba, todas muy queridas, ahora Lao el gato que ya es mayor también y Momo el caniche que solo tiene 3 años, y sabes una cosa? cuando lo miro a veces me pregunto, quien de los dos se irá antes, él o yo?
Uyyyy eso si que es chungo querida amiga, muy chungo
Un abrazo

Lludria junio 30, 2010  

En mi edificio hay dos perros viejitos, muy viejitos. Uno tiene quince años, el otro, diecisiete. Me da una ternura indescriptible ver a sus dueños bajándolos en el ascensor y cruzando la calle con ellos en brazos porque caminan así, como Kitty, y no quieren apurarles ni interrumpir el tráfico...
En septiembre hará cuatro años que murió mi perra. Sólo tenía 13, digo sólo aunque sé que para un perro ya es una edad considerable y no hay día en el que si me encuentro con un perro como ella, se me encoge algo un poquito en el pecho y se me escapa una sonrisa triste, porque la sigo echando de menos. Así que, os entiendo a todos, sí que os entiendo.
Un beso, Azul

Prometeo junio 30, 2010  

Como bien dices es ley de vida y los animales envejecen a otra velocidad que los amos; da pena pero es asi, al reves quizas fuera peor para ellos aunque dejen un agujero de cariño y muchas veces de soledad...un abrazo.

Un gran regalo

No sé que me dirás, no sé que pensarás, este es un regalo para ti, no es un libro y mucho menos esa carta tan hermosa …, pero es lo más hermoso que yo puedo poner en tus manos, un libro con todas las hojas en blanco en el cual puedes escribir, todo lo que desees…hacer crítica, hacer reír, hoy tan difícil de conseguir, hacer porque no… llorar , que puedas hacernos pasear por esa increíble imaginación que posees .
Piensa que gracias a este medio dejaremos un haz de luz de nuestra existencia.
Escribe, escribe como lo sabes hacer tú.

  © Mi mar y mi cielo azul basada en una plantilla original de Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP