jueves, 3 de junio de 2010

Una abuela


Murió hace 15 días la abuela....

Carmina se sentó en su tumba después de haber dejado unos geranios, la planta que le gustaba la abuela...por perenne y casi eterna...de varios colores para que esa casa que iba a ser su morada también eterna estuviera engalanada como cuando estaba viva ...amada abuela...

Carmina nació en unas barracas del extrarradio ...sólo vio a su padre una vez ...después de salir de la cárcel y antes de que se matara con una sobredosis en las venas imaginen de que...

Ella era pequeña, muy pequeña, algunos fotogramas en su cabeza en los cuales se recuerda con unos pañales , en medio de un comedor lleno de latas de cerveza por todas partes y una madre joven y rubia tirada en un colchón con una aguja enganchada a la vena ....y mientras ella gateaba llorando hasta aquella que conocía y esta ni la miraba ....y tontamente sonreía...

Cuando su madre estaba bien era otra cosa, le besaba la barriga y ella reía feliz como hacen los bebés, sin problemas, sin miedos, viviendo el momento y al cabo de un tiempo sentada en la calle muriendo en el intento de seguir viviendo aquello bueno que necesitaba por tan pequeña y tan intenso...

Una vez a su madre la internaron porque estaba enferma, no era persona y la separaron de su lado mientras abrazada estaba a sus brazos y a su espalda ....hay quien la separaba de aquella que era todo lo que ella conocía, sin saber si bueno o malo, pero para ella era todo referente de vida...

Y la llevaron a casa de una señora ....que había visto dos veces en su vida ...

Tenía en ese momento cinco años...era su abuela Carmen ....aunque ella apenas la conocía...

De repente de pasar a no tener control ...a tenerlo ....

La abuela vivía en un piso modesto, de un barrio modesto, lo que algunos dirían normal, normal es que no hubiera suciedad y que la heroína fuera una anécdota particular de un barrio que no era marginal....y que venía de vez en cuando una señora que decía ser asistenta social ...

Aunque fuera la abuela, era una desconocida que le obligaba a comer...y ella lloraba queriendo volver a aquel antro que la vio crecer...

Abuela Carmen ....la séptima noche de dormir en su casa , entró en aquella habitación que habían arreglado solo para ella y como Dios en el séptimo día se sentó en un sillón y después de hablarle descansó ....

Querida nieta...antes de conocerte ...parí una hija ...la quise mucho...la quise tanto ...y como una figura de barro se desfiguró entre mis manos a base de heroína y de llanto...esta noche se ha marchado....se fue entre quejidos y espantos....mirándome a los ojos y yo sabiendo que ya no pedía nada para ella sino para ese fruto que deja ...porque a pesar de los pesares ella no era mala ...y es que no supo agarrar la vida por los cuernos y se dejó llevar...

No sé, no sé dónde me equivoqué...es un lastre que llevaré siempre a mi espalda, déjame, déjame pequeña niña , déjame que haga contigo lo que quizás no supe hacer o purgue el castigo por no saberlo mantener....

Y mi abuela Carmen me cogió entre sus brazos , balanceándome , y por única vez la vi llorar escondiendo su cara entre mi hombro y mi cuello , hipando de tanto lagrimear...y diciendo...lo siento...lo siento....y yo alucinaba porque aquella persona llorara y llorara, sin yo entenderla de tanto llorar....

Me obligó a ir a la escuela, a unos horarios, la ducha diaria, bocata en la bolsa, deberes cumplidos y poco a poco ....ella era referencia y me hizo olvidar...

Control en la calle, diálogos como si fuera con una madre y un beso en la mejilla de saludo y despedida y el recuerdo de una vida amarga se borró gracias a las risas de mi abuela, al calor de unas migas de pan con ajo, a celebrar con pastel mi cumpleaños, a veranos en la playa montando casas de arena, a navidades de poner el pesebre y turrones ricos ...a Reyes más pobres o más ricos y a que no haya dolor de ausencias, de desencantos...a dibujo en la escuela de abuela , aunque no fuera de madre aunque así yo la sintiera....querida abuela.....

Y me casé...con ese vecino que vivimos de siempre juntos matándonos jugando al escondite o con pistolas de juguete....y luego jugando noche tras noche a amarnos fructificamos y tuvimos un pequeño bebé....al cual abracé y solo pedí darle la vida que mi abuela me había dado ....y ser tan madre como ella había sido ....abuela madre....madre abuela ....tanto querer!!!!

Y la abuela se ha ido , es ley de vida y a mi hijo se lo he dicho....

Le he dicho que gracias a ella, él es....ES....porque sin ella a saber quién hubiera yo podido ser ...

Hay tantas abuelas o abuelos que lucharon por tener una vida tan normal y después las cosas no funcionaron ...pero han seguido luchando para que nosotros sigamos estando y seamos...eso que se llama "normal"...

Carmina se levanta y se va....echa una breve mirada atrás y se le caen las lágrimas ...y añora el abrazo que su abuela Carmen le pudo dar.....cierra la puerta del cementerio y piensa en su madre....que pena madre ...que no pudiste valorar ....el beso de ángel que la abuela Carmen a mi me supo dar....

Un saludo

Seguro que este escrito es por el post que hice ayer, el cual fue real, que nadie piense que fue ficción, ya algunos me conocen y saben diferenciar mis ficciones de mis realidades, muchas gracias por vuestros comentarios. HOy el bebé lo he oído pero para decir aaaaaaaaah brrrrrrrrre ,monólogos de cualquier pequeño ser, vinieron 3 policías y en concreto preguntando por el bebé.....

Ayer fue un día triste y gratificante....varios temas pero otro día los contaré

Un beso

13 comentarios:

Prometeo junio 03, 2010  

Precioso, todo un homenaje a tantas abuelas y abuelos en estos dias de hoy; conozco a mas de una que hacen eso y mas todos los dias...me voy unos dias, os echare de menos. Un fuerte abarzo.

Cantares junio 03, 2010  

Que historia tan triste y tan tierna a la vez.
Sì, se de algunas abuelas que han tomado en sus manos la crianza de los nietos y han dejado hasta el ùltimo suspiro amando generosamente.
Un beso grande

mariajesusparadela junio 03, 2010  

Hubo un momento loco en todas las vidas. Algunas salieron de él, otras quedaron por el camino. Pero de esas, algunos nietos fueron amados por unas abuelas de hierro y ternura.

Rita junio 03, 2010  

Tengo muy cerca de mi una abuela como esa, que está intentando hacer lo mismo con su nieto, es muy duro porque la edad de ser abuela no es la de ser madre pero el amor todo lo puede y quizá ésta consiga hacer un "hombre de provecho", como decíamos antes, ya que con su hijo no pudo, que dura es a veces la vida
Un beso amiguita

FAIL junio 03, 2010  

Ay azuuuuuuul...joer...que me pones triste...que mi abuelita se llama Carmen y es una luchadora nata. Su hija, a los 7 años se le paró la mitad del cuerpo y a esa edad se quedó junto a una silla de ruedas para fallecer a los 33...mi tia, murió a mi edad.
MI abuelia, la quiero y sé que cuando muera, lloraré mares por ella. Justo el sábado la voy a ver con SImón y le llevo orejones y bombones...jajjaja
UN besazo guapa

rosscanaria junio 03, 2010  

Lindísimo, me pareció un fabuloso homenaje a esas abuelas coraje, la mía murió hace ucho y ahora soy yo la abuela, espero estar a la sltura.
Besote Azul y buen finde,

rosscanaria junio 03, 2010  

Azul, olvidé decirte que tienes un premio en mi Saloncito ¿lo has recogido?
Que lo disfrutes guapina, besos,

Alondra junio 03, 2010  

Mi querida Azul: Me gustó la historia, las dos tuvieron una nueva oportunidad...

También me alegro que ese bebe haga las cosas normales y espero que surta efecto la llamada de atención a los padres. Los problemas economicos pueden desestabilizar, pero se empieza por gritos y se termina levantando la mano.
Un abrazo, como hace mucho calor abrí una nueva ventana si te apetece entra sin llamar.

jose junio 03, 2010  

Como siempre, precioso!!!! triste y tierno, pero lleno de realidades. Las abuelas siempre son indispensables en nuestras vidas y en casos como el de tu historia GENIAL!! Un beso. Mari Carmen.

Carmela junio 04, 2010  

El coger el toro por los cuernos es señal de valientes.
No enfrentarse de cobardes.
Tu abuela era una valiente de cabo a rabo.
Enhorabuena por haberla disfrutado.
Bicos-

Mayo junio 04, 2010  

Es triste cuando una abuela se va. Mi abuela materna me ayudó mucho más de adulta que de niña, hizo conmigo lo que hace una madre (estuve separada de mi madre x 6 años, ella vivía en otro país hasta que la alcancé) Fue una abuela para mi hija desde que nació, fue una madre para mí desde que me embaracé. Vi en su mirada esa "oportunidad" que ven muchos ya que ella hasta ahora lucha con los vicios de dos de sus siete hijos, preguntándose lo mismo: "Qué hice mal?"
Un beso Azul, cada día te admiro más.

ANTARES junio 08, 2010  

Vaya me has tocado,joooo así no se puede ser positiva!!!!
Que triste historia y a la vez tierna y dulce...las abuelas...hace tanto que no las tengo..las disfruté tan poco, y las echo de menos...
Y cuando años despues encontré otra no puedo disfrutarla lo que quisiera, pero aun así ojalá siempre este ahi porque solo oir su voz me alegra el alma
un besito

Paquita junio 08, 2010  

Precioso post, cuantas y cuantas abuelas, tienen que hacer de madres por muchos motivos, este motivo de la droga es muy triste y ha estado muy arraigado en nuestra sociedad.

Me ha llegado al alma, conozco a varias abuelas de esas, mujeres valientes.

Besitos primita

Un gran regalo

No sé que me dirás, no sé que pensarás, este es un regalo para ti, no es un libro y mucho menos esa carta tan hermosa …, pero es lo más hermoso que yo puedo poner en tus manos, un libro con todas las hojas en blanco en el cual puedes escribir, todo lo que desees…hacer crítica, hacer reír, hoy tan difícil de conseguir, hacer porque no… llorar , que puedas hacernos pasear por esa increíble imaginación que posees .
Piensa que gracias a este medio dejaremos un haz de luz de nuestra existencia.
Escribe, escribe como lo sabes hacer tú.

  © Mi mar y mi cielo azul basada en una plantilla original de Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP