lunes, 29 de noviembre de 2010

MOMENTOS




Esta mañana estuve en casa de Yolanda, es mi vecina, tenemos la misma edad...nos encontramos en el rellano y me invito a pasar...

No somos de visitarnos, pero era casi forzado, el sábado por la tarde se había casado María su hija mayor...

Me hizo sentar, en cuatro años era la segunda vez que entraba en su hogar, la excusa era ver las fotos de la boda, pero antes me hizo un café con leche aprovechando que acababa de poner la cafetera...

Me hablaba desde la cocina, mientras yo sentaba hacía lo que supongo haríamos todos, mirar las cosas del comedor, aunque no me pregunten ahora de qué color eran las cortinas o cualquier mueble del sitio dónde estaba yo y es que soy poco chafardera y algo despistada ...

Entró con una bandeja , con dos vasos, el azucarero y la cafetera, diciendo que se lo habían pasado muy bien y enseguida sacó un sobre con diversas fotos...María y Miguel, María y sus padres, María y la abuela, María y sus hermanos, María y Miguel con el conjunto familiar...
Y me preguntó mirándome a los ojos:
_Verdad que estaba guapa?

_Si, le quedaba muy bien el ....

No pude seguir porque a Yolanda se le caían unos gordos lagrimones...

_Eh Yolanda , que pasa? Si debes estar contenta, mujer...hacen una buena pareja...

Y le cogí las manos, no sé por qué la gente que me conoce ve en mi alguien a quien contarle sus penas, seguro que tengo oídos, quizás algo de corazón, pero no puedo evitar sentirme cohibida en algunas situaciones y algo dentro de mí, me dice que debo sacar fuerzas en ese momento para ayudar, ya luego me las apañaré con mis sentimientos ...que más da!!!
Y entonces comenzó a hablar...

_No quiero darte pena, es solo una explosión del alma...una pequeña tristeza dentro de la felicidad...No puedo evitar ahora que se ha ido y que ya no tengo que tener una imagen , recordar...sabes? como cuando eran pequeños y la economía no iba bien y no podías a lo mejor comprarles unos reyes o algo necesario para el colegio y hacías de tripas corazón, haciendo milagros y ellos obtenían al final el regalo sin saber todo lo que te había costado.

Siempre protegiéndolos de todo...

La recuerdo moviendo sus pequeños dedos , cantando los cinco lobitos y dormida, abrazada a un pequeño muñeco que se le cayó un ojo y llevaba las manos de tela pintadas de rotulador...

Y al verla pensaba que tuviera mejor vida que la que hubiera tenido yo, aunque la mía no era mala, pero inconscientemente jamás pensaba en este día, era como una foto nublada, mi foto nítida era con la imagen de mi marido, María y yo...

De repente un día la vistes con una batita rosa en su primer día de cole, y al tercer día que deja de llorar, si te paras a pensar, empiezas a darte cuenta que ya no te necesita tanto...que ha empezado a cortarse el cordón umbilical...y empieza a vivir su normalidad...y su boca empieza a llenarse de otros nombres que no son su papa, la abuela y el primo Santi...

Y los cuentos se convierten en posters y las canciones infantiles en ocasiones en berridos, el inicio de discusiones que empiezan por afloja esa músicaaaaaaaaaaa...que tú padre aun está dormido....en esta casa no se puede hacer nada...y entre los estudios , un día mientras pones la paella en la mesa ves que en la silla de tu niña...ya hay una persona mayor...

Y el tiempo como si fuera un día ventoso que se lleva las hojas en fuertes ráfagas, se lleva los días y llega el momento que te dice que se marcha de casa, que se casa y hay un segundo que ves a ese futuro yerno, que hasta hace un momento era ese muchacho simpático y agradable como un ladrón...

Yolanda se ríe y se seca con la mano alguna lágrima que cae ...

_Después piensas que al fin y al cabo es lo que a cualquier buena madre le puede dar ilusión, los chicos tienen su trabajo, se cogieron un pequeño piso, es que pensaba yo? pues que hicieran lo que habíamos hecho todos y yo tenía que alegrarme y vivir su ilusión...

Cuando María se despidió el sábado de mí, me abrazo muy fuerte y yo le sonreí ...y después su marido la cogió de la mano y se la llevó...bueno ...quiero decir que se fueron juntos, y ella ya no giró la cara...fue como aquel tercer día que la maestra también la cogió y ya no volvió la cabeza, iba en busca de su destino, en esta ocasión lo que ella había decidido...

y yo era consciente que aunque siempre fuera mi niña, algo sería diferente...es como cuando estás en los trabajos y haces muy buenos amigos, pero cuando dejas ese trabajo ya las relaciones se van enfriando...quizás no sea tanto...porque al fin y al cabo la sangre es fuerte y siempre une...pero en el día a día se pierde alguna cosa...

Me arrepentí de golpe de mucha cosas...de tantas conversaciones que nunca tuvimos , algunas porque a alguna de las dos nos daba vergüenza, de impedirle algunas salidas, de discusiones estúpidas parecidas a las que yo con mi madre había tenido...hubiera querido no haber tirado aquel muñeco sin ojo y poder abrazarme a él y llorar ...

Fue solo unos minutos, mi derecho al pataleo y a la rabia del cambio, pero que quería? mantener eternamente esa foto que inconscientemente seguía en mi cabeza? yo y los mios!!!

Entonces pones los pies en el suelo, y recuerdas esa sonrisa que lleva la niña...que más puede querer una que sean felices Azul que para eso los traje al mundo...

Y aun con los ojos humedecidos, me mira y sonrie...

_Jo vaya paliza te di!!!Quizás deba reconocer que te utilice un poco, es que si lo cuentas a los tuyos, viene lo mismo de jooooo mamá ya estás...Yolanda no me comas el coco y esas cosas que se dicen en casa cuando te ven triste, que parece que una no tiene derecho a estar alguna vez triste ,corcho!!!

De repente sonó el teléfono

_Hola Mari, ya habéis llegado? y el vuelo bien? Hacer muchas fotos...que si...que si...que ya daré besos a tu padre de tu parte...que dice Miguel? Es que pobre, que paciencia tiene el pobre en aguantarte, no sabe lo que ha hecho jajajaj

Mientras yo me levantaba de la silla y le decía con gestos...que me iba, que ya hablaríamos...

Era su momento, y yo sabía que Yolanda iba a estar bien, dejar solo que pasaran unos días y la mente se acostumbraba pronto a las nuevas situaciones...ella era una buena madre....

Un saludo

Puse la canción de la película Mamma mia...en la cual están madre e hija antes de la boda, que me parece como toda la película preciosa, porque Yolanda hizo que la recordara

8 comentarios:

Cantares noviembre 29, 2010  

Hace años, viendo la pelicula en
el el cine, al llegar esta escena me corrían las lágrimas por las mejillas.
Cuando mi hija se fué yo no me arrepentí de nada, estaba preparada para esa partida desde años atrás, pero aún así, el corazón se estrujó, la relación cambia, se pierde lo cotidiano,nada será igual.
Es la vida.
Y hay que aceptarla.
Besos grandes

El Drac noviembre 29, 2010  

Qué lindo video y qué triste la historia de tu amiga, pero la vida es así no debemos aferrarnos a las personas demasiado porque tarde o temprano o marchamos nosotros o son ellos los que se van. Un gran abrazo y qué bien que le hayas servido de pañuelo a tu amiga

Ligia noviembre 29, 2010  

A eso lo llaman el "síndrome del nido vacío"... Es algo propia de nuestro sentimiento como mujer y como madre. Abrazos

Thony Caro noviembre 29, 2010  

HOLA AZUL: QUIEN NO LLORO, CON LA ESCENA DE ESTA PELICULA Y TU ENTREGA TAMBIEN TRAE RECUERDOS DE CUANDO NUESTROS HIJOS SE ESTABAN DESPIDIENDO DE NUESTROS BRAZOS PARA IR ABRAZANDO OTROS NUEVOS Y HOY EN DIA, CON SUS AÑOS A CUESTAS, AL IGUAL QUE LOS NUESTROS,TADAVIA SIGUEN SIENDO NUESTROS CHICOS, SIEMPRE EN LA MENTE, PREOCUPANDONOS POR TODO LO QUE LES CONCIERNE.-
UN BESO ENORME.-

rosscanaria noviembre 29, 2010  

Pues cuando mi hija se casó me sentí radiante de felicidad, ya nada sería igual pero ella finalmente tendrís toda la felicidad que merecía y que yo con mis cosas le haía robado, ahora tengo dos preciosos nietos y me seiento la abu felíz... es la vida

Paquita diciembre 01, 2010  

Aunque lo que deseas de corazón es que hagan su vida al lado de la persona que elijan, la penita cuando dejan la casa esa no la quita nada ni nadie, pero es parte de la vida, yo también me fuí de casa de mis padres y espero que un día si mis hijas lo desean formen su hogar.

Bonito post, una lagrimita también me cayó a mi.

Besitos primita.

Quino diciembre 12, 2010  

Hola amig@!!!

He abierto otro blog, con el fin
de opinar libremente sobre la vida misma.
Quisiera compartirlo contigo, que tienes un gusto exquisito por la poesía y por otras cuestiones.
Te dejo mi invitacion, deseando que sigamos con esa hermosa amistad a futuro.

Abrazos...

_Joquin Lourido_

http://vagalumeluciernaga.blogspot.com/

El Drac diciembre 23, 2010  

Vengo a desearte una Felices Fiestas querida amiga. Un gran abrazo y que el cielo derrame todas sus bendiciones a ti y los tuyos y el mundo entero...¿por qué no? ya que estoy tan generoso con los dones del cielo

Un gran regalo

No sé que me dirás, no sé que pensarás, este es un regalo para ti, no es un libro y mucho menos esa carta tan hermosa …, pero es lo más hermoso que yo puedo poner en tus manos, un libro con todas las hojas en blanco en el cual puedes escribir, todo lo que desees…hacer crítica, hacer reír, hoy tan difícil de conseguir, hacer porque no… llorar , que puedas hacernos pasear por esa increíble imaginación que posees .
Piensa que gracias a este medio dejaremos un haz de luz de nuestra existencia.
Escribe, escribe como lo sabes hacer tú.

  © Mi mar y mi cielo azul basada en una plantilla original de Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP