lunes, 4 de mayo de 2009

SOLEDAD



Quiero hablar de la soledad no obligada, la que te place y se mece en un rinconcito del alma.

La que ansío ciertas veces, cuando el cerebro me estalla, cuando la sonrisa falsa se impone en esta cara …

No falsa porque sea falsa, sino mueca de compostura cuando la vida se vuelve desangelada

Cuando un libro en el sofá es todo el mundo y solo quiero saludar a la mañana … y que que ni ella me diga nada .

La soledad amiga, la que te acompaña con la música que no está, el silencio que “ruidea”con cachitos de la calma …

Luego ya vendrá, el jolgorio, las palabras, las melodías de casa….el sonido de las voces cuando la tranquilidad se acaba…

Pero ahora no….ni un poquitito estresada…ni un poquito de ese ruido que me despierta y no calla…

En esos momentos de trance, si la soledad es bien hallada, se me iluminan los ojos y me pierdo en mi mirada …

Entonces pienso en lo que pudo ser y no fue ,en lo que jamás imagine y construí, en lo que haré …en lo que imagino vendrá …en la esperanza del final, en la ilusión al despertar y en el descanso del buen hacer cuando llega el momento de dormitar.

Unos momentos para mi …para que nadie me eche en cara lo que no fui, para bailar alguna danza que ví, para soñar una y mil veces que no perdí…

Luego te necesitaré …ya ves!!! Necesitaré que llenes mi mundo de todas tus cosas, sentirme viva en una vorágine de locura si es necesario para estar contigo ahí …

Soy egoísta? No lo sé, pero para ser quien soy cuando te gusta, necesito ser esos minutos de nada…y a lo mejor soy quien soy y no te gusta …lo siento amigo, soy solo un grano más en la arena de la playa …

Te gusta la soledad no obligada?

5 comentarios:

Malena mayo 04, 2009  

Esa soledad no obligada es una necesidad de nuestra alma, Azul. Es encontrarnos con nosotras mismas y hablarnos de tú a tú sin ninguna interferencia.

A veces es tan necesario como el respirar.

Me ha gustado tu entrada, Azul.

Besos y rosas.

Paquita mayo 04, 2009  

Yo también creo que es necesaria esta clase de soledad. Lo malo es cuando es impuesta.
Pero esta soledad de la que nos hablas, es la que necesitamos cuando queremos leer, mirarnos en el espejo, como tu dices pensar en lo que hemos hecho o dejado de hacer, para sincerarnos con nosotros mismos, para aceptar que te has equivocado sin dar la razón a nadie, es cuando nos vemos por dentro.
Tú lo escribes mucho mejor que yo, haces unos posts preciosos, cada día espero uno.

Besitos primita.

Julia mayo 05, 2009  

Hola Azul. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Te diré más, aunque soy feliz junto a mi familia y amigos, si no pudiera disponer de vez en cuando de esos momentos propios de soledad, me moriría de claustrofobia.

Aunque, como decía mi abuela, hambre que espera hartura no es hambre ninguna, o sea que disfrutar de la soledad cuando sabes que no estás solo es una gozada, lo duro es la soledad que no acaba nunca, cuando sabes que nadie vendrá a abrazarte.

Un beso

ada mayo 05, 2009  

La soledad acompañada y elegida es nuestra mejor amiga, distinta es la obligada que es muy dolorosa. Un poco de cada y en el momento justo.
Siempre precioso leerte
Un beso

Lamia mayo 05, 2009  

Yo también, como tu, me escondo a menudo. Necesito mirar hacia adentro antes de volver mis ojos al mundo.

Un gran regalo

No sé que me dirás, no sé que pensarás, este es un regalo para ti, no es un libro y mucho menos esa carta tan hermosa …, pero es lo más hermoso que yo puedo poner en tus manos, un libro con todas las hojas en blanco en el cual puedes escribir, todo lo que desees…hacer crítica, hacer reír, hoy tan difícil de conseguir, hacer porque no… llorar , que puedas hacernos pasear por esa increíble imaginación que posees .
Piensa que gracias a este medio dejaremos un haz de luz de nuestra existencia.
Escribe, escribe como lo sabes hacer tú.

  © Mi mar y mi cielo azul basada en una plantilla original de Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP