sábado, 12 de septiembre de 2009

Infancias en el pueblo


Cuando era pequeño y salía en estampida de la escuela, con mi cartera a la espalda e intentando llegar antes que Alberto el lagartija (por lo delgado que estaba) y que Joselito a la estatua de en medio de la plaza para ganar la apuesta…porque quién llegaba primero los otros le daban una onza de chocolate Elgorriaga …

Aquella tarde mientras nos sentábamos como siempre en los dos escalones que separaban el césped de la acera sabíamos que era diferente …era el último día de escuela, Don Leonardo nos había dejado los deberes que teníamos que hacer hasta septiembre y se despedía dándonos un coscorrón en la cabeza…era su forma de decirnos que nos apreciaba y nosotros nos sonrojábamos porque nuestra comunicación con él era sobre temas de clase ,así que cuando había un contacto más personal no sabíamos que decir …

También aquella tarde me despedía de mis amigos porque al día siguiente cogía el tren para el pueblo de mi madre, a pasar el verano con mi abuela dónde la vida era tan diferente como ya os podéis imaginar del pequeño pueblo a la gran ciudad …los primeros días eran aburridos hasta que no te aclimatabas y no dejabas de ser el finolis de la ciudad …hasta que jugabas a cazar ratas y marcabas el primer gol en el barrizal llamado campo de fútbol que había al lado de nuestra vieja casa…


Los vecinos se sentaban en verano, cuando la sombra de los pinos abrazaba el banco que estaba junto a la fuente…llena de surtidores de cantidad de agua fresca, aquella fuente que llevaba años…no sé …que yo recuerde estaba siempre …aunque mi abuela decía que ella recordaba que había habido una fuente natural dónde las mujeres iban a lavar las ropas y se contaban sus cosas…riéndose entre ellas de amores encendidos en sus cámaras y sonrojando a las más beatas …

Aquella fuente llenaba los cántaros …y disminuía la sed de los chicos que jugabamos a la charranca ,al pilla pilla, al futbol con la pelota de Jaime que su padre trabajaba en una fábrica de caucho y de vez en cuando nos la recosía o nos tuvo que hacer otra aquel día que García la chutó tan fuerte que fue a parar al terreno de los Buendía que solo venían dos veces al año …así que allí en medio de aquel solar se murió aquella pelota quedándose desinflada y tostada ….

Allí también conocí a Beatriz era un año mayor que yo y os informo que era la niña más guapa que había visto en mi vida, sólo una vez jugando al escondite nos escondimos ambos tras un zarzal y pude estar acuclillado pegada mi nariz a su nuca oliendo su aroma natural a jabón y espigas …

El grupo de amigos era tan divertido que no había tarde que no nos muriéramos tirados de risa junto a la acequia tirándonos agua con la consabida riña de nuestros padres o abuelos cuando nos veían llegando a la puerta con la ropa llena de verdina y algún morado seguro en las piernas …

Cuando ya casi había desaparecido tu anterior mundo y estabas tan integrado como el olmo del patio del señor Facundo era cuando se cerraban las puertas y debías volver a casa …a la ciudad …

Pero aquel año que supe como olía Beatriz y que me escribió en un papel “Quieres que zeamos nobios, a mi me justas mucho” no pude responderle porque una noche sin avisar…es lo que pasa…se nos murió de repente la abuela ….

Y se cerraron las ventanas del pueblo en mi memoria para siempre…porque se vendió la casa y ya no había nada que ver…

Han pasado 40 años y este verano he querido ir con mi mujer …

Ahora tienen un campo de fútbol como tiene que ser …y al lado han puesto una gran piscina, la casa de mi abuela ya no está …la mayoría de casas están rodeados de oficinas, de bancos…quedan pocas tiendas en su mayoría son supermercados …

No pude ver a nadie …ya son muchos años …aunque en algún rostro quise descubrir a Jaime …y porque no … …haber visto a Beatriz…sin decírselo a mi mujer…no por nada malo …es que a veces hay cosas que pertenecen a uno y solo a uno …

Metido en la vorágine de mis cosas …a veces creo seguir siendo aquel niño que saltaba de alegría cuando marcaba un gol y nos tirábamos en la era de noche para mirar las estrellas y las cosas eran tan sencillas y buenas como una onza de chocolate y un trozo de pan sentados en la madrugada de nuestras vidas …

Un saludo

Un relato de imaginación …no tiene nada que ver conmigo la historia … que ya sabeis que soy una nena jeje...pero me gusta disfrazarme a veces para escribir...

32 comentarios:

cantares septiembre 12, 2009  

¡Preciosaaaa!!!! me trasladaste a paisajes de mi infancia que si bien no son iguales, comparten mucho de juegos, inocencias y aromas.
Una belleza de relato, gracias!
podès llevarte para tu post eso que viste :)
yo estoy desayunando y luego hago una siestaporque mi noche fuè...
Besotes :)

Carlos septiembre 12, 2009  

Memorias de nostalgia y melancolía..las que más perduran en nuestra mente.

Carlos septiembre 12, 2009  

Sabes imaginar bien historias la verdad

Mundo Animal. septiembre 12, 2009  

../’´’´’\
.//^ ^\\
(/(_♥_)\)_______¡HoLa!
._/”*”\_
(/_)^(_\)

QUE DE COSAS SE ME VINIERON A LA MENTE LEYENDO TU ENTRADA, ESTA MUY BONITO EL ESCRITO, QUE TENGAS UN BUEN FIN DE SEMANA SALUDOS DE MUNDO ANIMALLL CHRISTIANNN

mardelibertad septiembre 12, 2009  

Bonito recuerdo y tu imaginacion bastante real, me histe recordar, buen dizfras te hiciste
Buen finde
Besos

Angeles septiembre 12, 2009  

jaja mientras leía pensaba.. azul, es nene, no tiene nada que ver contigo pero si conmigo, claro que de nena, viví una historia así de pueblo a ciudad, de abuela y fuente, llevo mucho tiempo sin volver, me has traido el recuerdo, gracias.
Besos:)

Adolfo Payés septiembre 12, 2009  

La nostalgia siempre nos acompaña me gusto tu escrito.

Vestida de chico.. me sorprendió, pero como muy bien lo dices.. Es todo imaginación pero hermoso..

Un abrazo

Saludo fraternos
Que disfrutes tu fin de semana..

TriniReina septiembre 12, 2009  

Una historia muy hermosa y magnificamnete trazada.

Recuerdos que van y vienen y, a veces saltan a la imaginación de quien es capaz de plasmarlos.

Saludos

mariajesusparadela septiembre 12, 2009  

Iba a poner que los niños son felices en el pueblo, pero creo que los niños, simplemente son felices...

Rosario septiembre 12, 2009  

En mi blog tienes un premio por tu maravillosa amistad

Un besito Rosario

Jose Jaime septiembre 12, 2009  

Hola

me traslade al pasado mientras
leía
los gozos de una vida sencilla son dignos de ser recordados
las heroicidades del día a día desgastan

un saludo

MAJECARMU septiembre 12, 2009  

Azul,me encanta tu relato.. Los pueblos son muy parecidos en costumbres.. también en el mio había fuente.. y escondites y niños que jugaban en las calles.. y todavía queda el recuerdo..!!

Mi ehorabuena por tu cercanía y buena presentación.
M.Jesús

Victor Gil septiembre 12, 2009  

Azulita.
Tu relato es precioso, pero al principio me assuste. Depués en el final me dê cuenta que era una broma, tus es una nena.
Tus cuentos son muy buenos. Me gusta leerlos.
Besitos amiguita.
Victor Gil

Pharpe septiembre 12, 2009  

Pues mola esta relato, que lo sepas. Besos

Naiba septiembre 13, 2009  

Hola Azul

Bello tu relato, me fascina la imaginación que tienes para relatar de esta manera, pués consigues que nos metamos en la historia y si me descuido nos trasladas.

Tengo la suerte de pasar todos los años parte de mis vacaciones en un pueblito de Galicia, y te puedo confesar Azul, que año tras año vas viendo como van cambiando las cosas, aquello que te llamó la atención la primera vez hoy ya no está. El pueblito va cambiando lo van modernizando.

Bueno reina, como vez ya estoy de vuelta de mis vacaciones, y aquí nuevamente saludando a las amigas, así que un besito muy fuerte y en Mayantigo tienes una lluvia de regalos, tú también te los mereces.

Besotes.

Abuela Ciber septiembre 13, 2009  

Recordando años infantiles, en que la felicidad se daba a raudales.... era nuestra inocencia que nos permitía sentir así ????

Cariños

Uruguayita septiembre 13, 2009  

Preciosa tu entrada...me hizo trasportarme a recuerdos bellisimos. Un Abrazo. Uruguayita.

Montxu septiembre 13, 2009  

mi nariz a su nuca oliendo su aroma natural a jabón y espigas …



Que magníficas palabras.


Agur un saludo.

Paquita septiembre 13, 2009  

Precioso relato nos has escrito, Me ha gustado mucho.
Ante mi han pasado las secuencias que relatabas con verdadero realismo.

Besitos primita.

Paquita septiembre 13, 2009  
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Prometeo septiembre 13, 2009  

Preciosa añoranza de tiempos mas faciles, mas sencillos; pasa eso, vuelves y las casa antigua es mucho mas pequeña, las gente es mucho mas vieja y mas lenta y torpe, las distancias son distintas...es el mundo de los recuerdos....me ha gustado que me retro trayeras a esos otros buenos tiempos en lso que habia que ser rapido para escapr del azote del padre cuando llegabas un poco tarde a casa o el maestro enviaba una notita por el comportamiento...un fuerte abarzo.

beker septiembre 13, 2009  

Yo también me perdí en las historias de mi pueblo y quise ver en muchos rostros las vivencias del pasado. Me encantó, un abrazo

Ligia septiembre 13, 2009  

Las historias son relatos inventados, que se pueden escribir en primera persona aunque no seamos los personajes. Me encantó tu historia. Abrazos

Gizela septiembre 13, 2009  

Pues nena, que hermoso relato has creado.
Si hubo algún nene que en recuerdos inspiró este relato, debe sentirse orgullosa.
Gizz

Lucía septiembre 13, 2009  

Preciosa historia de la infancia en los pueblos. Me has hecho recordar tiempos muy bonitos.
Me encantan tus relatos, Azul
Un beso.

Alijodos septiembre 13, 2009  

Jolin por un momento pense que eras un tio y yo ahi mandandote besos y mas besos..No es por na yo tambien beso a mis amigos pero no sabia como te lo podias tomar tu..Bueno el caso es que el post es magnifico, con grandes recuerdos..Quien no los tiene?Un beso..

Antonio septiembre 13, 2009  

Hola Azul:
Ante todo gracias por tu visita a mi blog y el comentario que dejaste. Sabiendo de tu existencia no podía menos que visitarte y conocer tus escritos. Sinceramente, me han gustado mucho.
En cierto sentido, en este, te has hecho portavoz de todos los que, saliendo del pueblo, nos marchamos a la ciudad y fuimos visitando el lugar de origen para no perder el contacto con los familiares y amigos. Aún hay mucha gente que practica ese sano deporte y en los veranos nos encontramos con sorpresas agradables de amigos pródigos que vuelven a reencontrarse con su pasado.
Un saludo afectuoso

Uruguayita septiembre 14, 2009  

Gracisd mi niñs...me alego de q te gustaran.Besotes.Uruguayita.

Anouna septiembre 14, 2009  

Azul, quise dejarte un regalito en mi blog, está al final de la entrada que hice, por favor espero que pases por él. Espero te guste.

Anouna

Malena septiembre 14, 2009  

Pues aunque sea ficción me ha gustado mucho y esa frase de que hay cosas que nos pertenecen a nosotros solos la comparto al cien por cien.

Un beso, Azul.

Gaia septiembre 14, 2009  

Y yo me pregunto: dónde están esas tardes en los barrizales, esas canicas, ese pilla-pilla y el escondite...dónde están esas madres y abuelas tomando la fresca sentadas en una silla en la puerta de la casa? los niños de hoy en día me parece que sólo lo podrán conocer buscando en Google. Qué pena, no? qué pena que ciertas cosas hayan cambiado....

De vuelta de unos días de vacaciones, aquí estoy de nuevo...acechando tu blog para empaparme de tus frescos escritos ;)

piruleta septiembre 16, 2009  

me encantó tu manera de disfrazarte de niño y colorear de imaginación mil historias... saborear un trozo de chocolate y saborear un trago de agua fresca de la fuente...

Mi abuela vivía en un pueblo pequeño de Cuenca, en una casa muy vieja, que acostado por las noches veías el cielo estrellado por una grieta en el techo... eran otros tiempos, sin internet, sin ordenadores ni apenas teles...
tan solo tu imaginación para navegar...
recuerdo que mi abuela por las tardes de verano, cogía un trozo de pan, un poco de agua del botijo, humedecía el pan y le ponía un poco de azúcar....
uhmmmm. aún recuerdo su sabor caramba!!
A los pocos años la cabeza de mi abuela sufrió de males de alzheimer y ya nunca más tuve la compañía para mis juegos de infancia ... entonces era yo el que la cuidaba y paseabamos cogida de mi brazo... dejó su pueblo para venirse a Valencia y ella siempre quería volver,,,
murió pequeñita, sin apenas fuerzas,,, supongo que Dios se emocionaría al ver a todos sus nietos lllorar su ida...

caramba querida Azul, me hiciste recordar momentos bellos de niñez e infancia gracias por ello...

y recuerda lo muy grand.... q eres
un beso
lluis

Un gran regalo

No sé que me dirás, no sé que pensarás, este es un regalo para ti, no es un libro y mucho menos esa carta tan hermosa …, pero es lo más hermoso que yo puedo poner en tus manos, un libro con todas las hojas en blanco en el cual puedes escribir, todo lo que desees…hacer crítica, hacer reír, hoy tan difícil de conseguir, hacer porque no… llorar , que puedas hacernos pasear por esa increíble imaginación que posees .
Piensa que gracias a este medio dejaremos un haz de luz de nuestra existencia.
Escribe, escribe como lo sabes hacer tú.

  © Mi mar y mi cielo azul basada en una plantilla original de Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP