miércoles, 14 de octubre de 2009

Normalidades?


Después de una vida normal, bueno no sé a veces a lo que llamo normal, porque lo que es normal para mi, no tiene que serlo para ti…

Nos acostumbramos a dar consejos y a ver la vida desde nuestro punto de vista y eso…nuestras “normalidades”, si viviéramos la misma historia, en el mismo ámbito y con las mismas situaciones ya veríamos si nuestras palabras son las mismas…por eso aunque a veces por el ímpetu personal no lo haga, intento meterme en la piel de quien me habla…

Sigamos…

Después de una vida normal ,las cosas se complicaron , se encontró sola ,con un montón de pagos, dejó el piso dónde estaba alquilada y se hospedó en una habitación del casco antiguo, la empresa que quebró y la dejó en la calle ….un lo siento y gracias …fue usted una buena trabajadora si es posible la llamaremos en alguna ocasión ..está prometido…

De la oficina de empleo a hablar con conocidos, ayudar a alguna persona mayor o a llevar al colegio a algún niño de un vecino …

Y el tiempo pasa y los ahorros se acaban , picando de puerta en puerta para encontrar un trabajo …no le importa fregar escaleras llegando el punto llegado, pero es que ni eso es fácil aunque muchos piensen lo contrario…porque ante la crisis son muchas las que buscan lo que sea e incluso algunos abusan de eso pidiéndote, por un trabajo, a cambio dinero y si no se lo creen lean algún periódico de ayer que hablaba de esto ….

Sin trabajo, sin dinero uno se va debilitando, la autoestima va rozando el suelo y la cabeza se va volviendo loca de tanto desespero …

Un día cuando el alma, que todos tenemos, se había quedado en casa para no darle consejos …mientras tomaba una cerveza, mirando al infinito , se acercó un hombre y le habló de algún consuelo…

Al cabo de mucho tiempo…

El alba la despertó en una oscura habitación, apestando a sexo y alcohol y 50 euros en la mesita de noche, que invisiblemente llevaban su nombre…y mirándose al espejo, dónde no se reconoció , pintura corrida, tabaco, droga y ya ahora ausencia de dolor…

Se duchó, el agua corría fresca por su cuerpo, limpiando una noche más los malos recuerdos…

El camino de la vida la puso en la encrucijada y escogió el sendero más difícil, que no fácil cuando más herida estaba …

Que fácil cuando escuchaba a hablar a las señoras que había muchas soluciones antes de llegar hasta este final , a veces en la vida tienes un segundo para elegir …

Se viste y sale a la calle, va a comprar comida y a ver a su madre, ella no sabe nada , ni falta que le hace, se rien como locas, al estar juntas, momentos entrañables…

Ahora tiene un pisito pequeño para ella, dónde lee sus novelas de una vida que anhela, desde la ventana ve la ciudad que la acoge, unas veces mirándola mal y otras sonriéndola por no conocerla…

Pasó el tiempo de despreciarse…tiene pagadas todas sus cuentas…el asco se encerró en el baúl de las cosas malas, de las noches muertas…

Se sienta en su pequeño balcón con una copa de cava, hoy es su día de fiesta y como cualquier mujer “normal” se sueña virgen y amada por algún hombre que no pregunta y que la anhela …

Déjenla…déjenla disfrutar de sus noches sola…de sus pensamientos…de sus sueños bellos en la luna llena…disfrazarse de mujer “normal” …mientras estas creen ser mujeres más buenas…

Es horrible prostituirse….pero hay muchos tipos de prostitución que le ponemos nombres bonitos…hay quien hace lo mismo …por dinero, por status, bien miradas, coreadas, envidiadas…y que se llaman señoras y hacen lo mismo…

Hoy hablé de este tipo de prostitución …no apoyo nada, sobretodo cuando está obligadas, por mafias, solo hablaba de individualidades …y que no soy nadie para juzgar desde esta habitación absolutamente a nadie…

Un saludo

29 comentarios:

Victor Gil octubre 14, 2009  

Hola Azulita.
No tengo comentarios. No se que decir. Tus estorias son una maravilla. Muchas veces las leo dos veces. La escrita sencilla, hacen que me la disfrute como se fuera un sueño real.
Quando tenemos un libro de cuentos?
Um besito mi querida amiga.
Victor Gil

Angel Cabrera octubre 14, 2009  

Hay una frase que me gusta. Soy el primer pecador en eso:

"Consejos tengo pero para mí no vendo."

:)

Gizela octubre 14, 2009  

El libre de pecado que tire la primera piedra.
Me alegro que esté en su balcón tomando una copa de Cava.
Besossss
Gizz

Anouna octubre 14, 2009  

Cada persona es un mundo propio. Me gusta tu final, no somos nadie para juzgar la vida de otros, a lo más estamos para acompañarlos cuando nos necesiten hablar y guardar seguro respeto y silencio por el alma de quien nos habla. Todos merecemos respeto, y toda persona necesita de ello. Sean la condiciones que sean llevan a tomar desiciones equivocadas, solamente el hecho de no estar pisando dentro de ese zapato, ya me dice que no debo señalar con el dedo acusador.

Bello tema, me gusta como lo has tomado, veo el respeto por la vida y por las personas en él. Y eso me gusta mucho.

Un gran abrazo te dejo por hoy, mañana te doy otro.

Anouna

Abuela Ciber octubre 14, 2009  

Cuan cierto lo que has compartido, nadie es quien para juzgar,
Nadie está excento de culpa.
Hay prostituciones en muchas cosas.
Ella se arriesga otras por status y comodidad y tener un apellido, no creo que sean mejores no???

Cariños

mariajesusparadela octubre 14, 2009  

Muchos tipos de culpa tenemos los demás: por juzgar, por no escuchar y por, pudiendo, no ayudar (eso los que presumimos de buenos que hay, como bien dices, los que abusan de la situación)

FAIL octubre 14, 2009  

Hola preciosa, por finpuedo entrar en tu blog!1 que estresssssssssssss!! Me gusta la reflexión de hoy. Yo tampoco juzgo, desde luego tiene que se muy duro optar por ese camino...
Además, nunca puedes decir " de esta agua no beberé" porque nunca se sabe hasta qué punto se puede ver uno desesperado. Y lo peor, la gentuza que s aprovecha de ello...

Te mando un beso enorme desde lo más alto de mi alta torre. Ya empieza a hacer fresquito...voy a por la mantita...parzco una abuela...

MUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

laMar octubre 14, 2009  

Una historia dura. No estamos en la piel de los demás y no somos quienes para juzgar, desde fuera las cosas no se ven como realmente son o no queremos verlas.
Un abrazo enorme

María octubre 14, 2009  

¡¡hola AZUL!!

Es verdad que vivimos en una sociedad hipócrita y cruel, que no perdona, ni disculpa y juzga y crucifica a la mínima.
Cuando una persona para sobrevivir o hacer que vivan los suyos recurre a los que sea, para mi siempre es disculpable. Es distinto venderse por dinero para obtener más dinero. Que vender se por dinero, para poder comer.

Nadie, debería estar obligado a hacerlo para vivir, todo el mundo debería tener derecho a una vida digna. Y que jamás se viera obligado a prostituirse para logarla.

María octubre 14, 2009  

Se me olvidó....MONTÓN DE BESOS.

Lludria octubre 14, 2009  

Nada de juicios. Tristes situaciones y más triste aún que haya quien se aproveche de ello para pagar míseramente el trabajo ajeno. Se van cerrando puertas y... Escalofriante, Azul. Un besazo otoñal

mardelibertad octubre 14, 2009  

ante todo no hacer daño a nadie y no soy nadie para criticar,si, se es adulto es consecuente de sus acto
Besos

Cantares octubre 14, 2009  

Uy!!! que historia, cuanta verdad, es muy fàcil señalar con el dedo...
parado en la acera de enfrente todo se ve distinto, ah! los humanos, no aprendemos màs.
Muy bueno tu post. Besotes

Gemma octubre 14, 2009  

Hola Azul, tienes razón, qué fácil es juzgar y qué difícil para muchos ponerse en la piel de otros y sí.. hay otros tipos de prostitución que nuestra sociedad sí tiene bien vista y bien mirado, es lo mismo pero bien distinto de cara a la galería. Un abrazo!

Malena octubre 14, 2009  

Hola Azul. Como quiero leerte con calma y ahora estoy agotada, he entrado solo para desearte buenas noches. Mañana entraré a leerte.

Mil besos y mil rosas.

MAJECARMU octubre 14, 2009  

Cada historia tiene un por qué..donde nace la raiz del tema.. Por eso,merecen respeto y un margen de confianza para seguir viviendo..!

La vida a veces nos somete a encrucijadas.. y es difícil salir de ellas.

Sincera,clara y respetuosa tu historia.. que nos llegó al corazón,como siempre,Azul.

Mi abrazo y felicitación.
M.Jesús

"Sin juzgar" octubre 14, 2009  

Muy bien reflejado el tema, tratado con muchísimo respeto, me encantó.

Gracias. Un abrazo "normal" (jajaja)

M.

beker octubre 14, 2009  

mil realidades a cada cual más compleja en un mundo que no siempre nos permite decidir... muy interesante. Saludos

Mistral octubre 14, 2009  

Una historia preciosa, me gustó como acaba.

A sido un honor leerte

Malena octubre 15, 2009  

Hola Azul. Me ha encantado tu escrito y comprendo la situación de tu protagonista y es que debes vivir situaciones extremas para poder comprenderlas.

Por mi profesión tuve que trabajar en un barrio marginal y te aseguro que allí pude comprender muchas conductas marginales porque el ambiente y las circunstancias obligaban a ello y era muy difícil salirse de ellas.

Nunca se puede juzgar a nadie porque la normalidad es diferente según la situación en que vivas.

Mil besos y mil rosas.

Alijodos octubre 15, 2009  

es una historia que tal como la cuentas es muy triste...un beso azul y otro rojo pasion...

S. octubre 15, 2009  

y quien es capaz de juzgar?quienes somos nosotros para juzgar?
Me ha encantado.

Verónica (peke) octubre 15, 2009  

Nadie deberia juzgar a nadie y vivir sin condicionarse por nada ni por nadie...

besotes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe siempre que quieras...

Pharpe octubre 15, 2009  

Cuando acabas llegando a una situación límite ... hay que tomar decisiones, comprendidas o no, mientras sean las necesarias para uno mismo lo que opinen los demás, está de más. Saludos

MARI octubre 15, 2009  

Hola, siempre me han dado pena las prostitutas y no se porque, pienso que muchas son buenas personas con mala suerte, habria que respetarlas siempre. Esta historia es real, esta en la calle todos los dias,buen tema Azul, un besito.

Gaia octubre 15, 2009  

Como tú bien dices, no se debería juzgar nunca sin al menos antes haberse metido en la piel del otro, sin al menos antes haber conocido la historia, el por qué de llegar a tales situaciones, el qué nos lleva en determinados momentos a tomar incomprendidas decisiones.

Lo triste y lo verdaderamente preocupante no es la decisión de esa mujer sinó que una mujer hoy en día, en un país como el nuestro, tenga que llegar a ello. Que seamos capaces de dejarla sola. Como una vez leí estamos creando un mundo lleno de soledades. Cada día somos más pero nos sentimos más solos.

Como siempre, me encantó como le das tu toque en historias tan reales como ésta.

Belkis octubre 16, 2009  

Perfectamente plasmado la normalidad-realidad de algunas vidas que no debemos juzgar porque a veces la necesidad no deja otra opción. Me gusta como escribes.
Un abrazo

Paquita octubre 16, 2009  

Tema doloroso.....pero real.
Lo has plasmado en este escrito como lo viven muchas de las personas que se tienen que arrastrar hasta la prostitución, para poder sobrevivir. Diferente es como tu dices esas "señoras" que las hay a montones, que viven de eso, para alcanzar un alto status.

Yo estoy de parte de la legalización de la prostitución, para acabar con las mafias....con todos los que viven de ese mundo sin ser la propia prostituta.


Besitos primita.

marianlady octubre 16, 2009  

Me has dejado sin comentarios. Que facil es juzgar, criticar, reprobar a los demas sin pararnos a hacerlo primero que nadie con nuestra persona. Un saludo

Un gran regalo

No sé que me dirás, no sé que pensarás, este es un regalo para ti, no es un libro y mucho menos esa carta tan hermosa …, pero es lo más hermoso que yo puedo poner en tus manos, un libro con todas las hojas en blanco en el cual puedes escribir, todo lo que desees…hacer crítica, hacer reír, hoy tan difícil de conseguir, hacer porque no… llorar , que puedas hacernos pasear por esa increíble imaginación que posees .
Piensa que gracias a este medio dejaremos un haz de luz de nuestra existencia.
Escribe, escribe como lo sabes hacer tú.

  © Mi mar y mi cielo azul basada en una plantilla original de Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP