viernes, 8 de enero de 2010

Mira abuelo


_Abuelo mira cuantas casas se ven desde aquí…

Manuel y su nieto Eduardo se han ido a pasear esta mañana por la montaña, han subido a la cumbre buscando algunas flores para la abuela, pero el frío y la escarcha han dejado helada la hierba…

Desde arriba Manuel observa lo que le indica Eduardo y se queda en silencio, las nubes bajas del invierno no le impiden ver todas esas urbanizaciones con piscinas y campos de golf, rodeadas de vallas, que hacen feliz a su nieto …

_Mira hijo, cuando yo era pequeño, el sol se bañaba entre árboles y setos y los niños jugábamos a piratas y ladrones entre arbustos floridos y bellos…los animales pequeños se escondían entre piedras y montículos, esperando que sólo los viésemos para poder jugar también con ellos…

Con una tabla de madera bajábamos a trompicones la bajada de tierra, cañas y barro que empinada estaba, mientras otros hacían carreras de coches pequeños…

Cromos, canicas, y una portería de fútbol contruida entre dos piedras grandes, que después de un gran partido, con nuestras caras rojas del esfuerzo acontecido, se quedaban custodiándola para el día siguiente jugar otros igual de reñidos…

No había vallas, ni cercas, ni puertas cerradas…la libertad era la dueña de la explanada…

Y un día yo me hice grande y cuando volví con tu padre, ya no había apenas animales, porque no tenían árboles dónde protegerse, no había troncos por dónde subirse a creer que eras Tarzan , ni lugar dónde jugar…

Lo llenaron todo de cemento y chapa , ladrillo a ladrillo nos encerraron la fantasía y el alma, en una jaula dorada llamada capitalismo o pasta, disfrazados de un mundo mejor, sin dejarnos un rinconcito para ser niños, el recuerdo y el corazón …

Y nos acostumbramos a ello, sin poder sacarle los pétalos a una margarita, diciendo te quiero o no te quiero, si no pagabas antes dinero…

Pero de mi cabeza, hijo, no me quitaron el recuerdo del perfume de las rosas o del verde bajo el cielo …

Un saludo







Respetemos en lo posible nuestro entorno y la naturaleza

Un beso

16 comentarios:

Paquita enero 08, 2010  

Sí que tenemos que respetar la naturaleza, es tan hermosa y necesaria........


Besitos primita.

Cantares enero 08, 2010  

Nos estàn matando la tierra.... tu relato precioso,el tema musical ahh
Hace tantos años que Serrat lo canta y que los ecologistas advierten y sin embargo, seguimos matando la tierra y no creemos que podemos hacer algo nosotros.... que debemos comenzar ya nosotros...
Besos

mariajesusparadela enero 08, 2010  

En las grandes ciudades, ya pocos lo recuerdan.

mardelibertad enero 08, 2010  

La naturaleza es vida,si no la cuidamos, no nos cuidamos nosotr@s mism@s
Abrazo

Rita enero 09, 2010  

Siempre nos reprochan a los mayores porque decimos que el pasado fue mejor, nos repetimos pero....a que tenemos razón? yo jugaba en la calle descalza y estaba muy sana, la puerta de mi casa estaba abierta y no pasaba nada, se protegía a los animales y a la naturaleza, que cambios.......besitos amiga

laMar enero 09, 2010  

Una denuncia en toda regla y maravillosamente escrita. Nos estamos cargando el entorno a costa de que algunos se llenen los bolsillos. Y Serrat ¡genial!
Un abrazo enorme

Anouna enero 09, 2010  

Veo un paisaje muy parecido con lo que antes y ahora veo. TAmbien tengo recuerdo a pasto humedo, a flores silvestres y caminos con piedras. Hoy, casas y más casas, y mucho mucho cemento. Pero el recuerdo me llega a la memoria, y ahí sonrio.

Bello tu escrito mi amiga, somos testigos muchos de los cambios...des...favorables.

Un abrazo,
Anouan

FAIL enero 09, 2010  

Tarde de reflexióooooooooooooooooon.
Qué razón tienes preciosa...
Tu texto me recuerda a una canción catalana pero no sé de quién es...creo que de lax n busto, está muy bien.

Muchos besos guapa. Sigo aqui comiendo natillas porque a´´un no puedo masticar jejjeje

Belkis enero 09, 2010  

Que lástima que se mate el encanto y la belleza de la naturaleza y se sustituya por cemento y ladrillos. Cierto que los niños ya no tienen espacio abierto para jugar y eso hace que la sensibilidad vaya mermando con el paso del tiempo.
Estupenda reflexión. Un cariñoso saludo Azul

DEMOFILA enero 09, 2010  

Bonita y verídica entrada, yo sé mucho de lo que describes en ella.
Todo eso, pero mucho más, ha pasado en mi Ciudad, se la han cargado, la han empetado de cemento, y ya no quedan zonas libres ni parques, una tragedía para los ciudadanos de Marbella.
Pero yo me mantengo con los recuerdos de mi infancia, más por mi casco antiguo, que no han podido cambiar, porque mi casco antiguo no hay ni habrá quien lo cambie.
Gracías por visitarme para felicitarme, me ha gustado mucho que los hagas, te dedico la poesía con mucho cariño.
Un beso muy grande, de esta amiga de Marbella.

TriniReina enero 10, 2010  

Hace unos años, mi pueblo eran unas calles rodeadas de olivares. Ahora son calles atiborradas de casas y apenas queda un olivar, el último. Eso sí, tenemos más parques que nadie, eso dicen, pero...

Un abrazo

Prometeo enero 10, 2010  

No hay que ir tan lejos; aqui cerca, donde era nuestro campo de futbol ahora hay tres urbanizaciones; donde estaban las cocheras ahora hay veinte edificios feisimos...todo evoluciona en el mal camino o...¿? Un fuerte abarzo.

Malena enero 10, 2010  

Mi querida Azul: Los niños de ahora, desgraciadamente, no pueden gozar tanto de la Naturaleza porque el cemento y todas las diversiones vienen ya prefabricadas. Viven la mayoría de ellos en una jaula de oro, pero jaula al fin y al cabo.

Mil besos y mil rosas.

Aglaia... enero 10, 2010  

Si esto continua, temo la historia que contaran nuestros niños a sus nietos...

Hermoso Azul, hermoso.

Besos,

Lulu... enero 10, 2010  

Cuanta razón tiene ahora vivimos encarcelados, como dice una canción "aunque la jaula sea de oro no deja de ser prision"

Aunque existen muchos bellos lugares donde la naturaleza sigue igual tenemos que recorrer enormes distancias para llegar.

Un beso y un caluroso abrazo.

Alondra enero 10, 2010  

El cambio es necesario, no podemos oponernos a todo y el pasado no es mejor ni peor.
Simplemente debíamos construír ciudades más humanas, cuidar el río desde su nacimiento hasta que el agua sale por el grifo, sin derroche; mantener bosques porque son nuestro pulmón y aferra la tierra y la hace fértil. Las vacas que se alimenten con pasto y no con piensos industrializados, a la lecha que no le quiten vitaminas para luego añadirlas de farmacia. A las empresas que contaminan que les obliguen a crear bosques a pagarle a los ciudadanos por robo y envenenamiento.. continuaré....
Un abrazo mi querida Azul

Un gran regalo

No sé que me dirás, no sé que pensarás, este es un regalo para ti, no es un libro y mucho menos esa carta tan hermosa …, pero es lo más hermoso que yo puedo poner en tus manos, un libro con todas las hojas en blanco en el cual puedes escribir, todo lo que desees…hacer crítica, hacer reír, hoy tan difícil de conseguir, hacer porque no… llorar , que puedas hacernos pasear por esa increíble imaginación que posees .
Piensa que gracias a este medio dejaremos un haz de luz de nuestra existencia.
Escribe, escribe como lo sabes hacer tú.

  © Mi mar y mi cielo azul basada en una plantilla original de Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP