viernes, 5 de febrero de 2010

Amigos


Cuando Inma era pequeña, hablaba con Rubén...
Se iban juntos al patio, jugaban a cocinitas, a médicos, a papás y a mamás...a esas cosas que ustedes y yo seguramente jugábamos...

A veces se enfadaban y pasaban unos días sin mirarse, hasta que cualquiera de los dos empezaba una infantil conversación y vuelta a empezar la comunicación...

Se volvían adultos, mientras Inma arropaba su muñeca en el carrito y Rubén servía un café invisible para los dos...y así fueron creciendo poco a poco, entre un mundo de mentirijillas y una fantasía que parecía hacerse realidad día a día....

Pero un día Inma empezó a sentir que el mundo en aquella habitación era pequeño, le crecieron los senos, se empezó a pintar los labios, se vio reflejada en el espejo y Rubén al ver que se distanciaba, desapareció...

Inma se enamoró de David, olvidando que alguna vez existiera Rubén, en su amor David, no era solo David sino también Goliat, grande, inmenso, el dueño de todos sus sueños y con él tuvo una vida llamémosla normal...

Y la vida pasa, entre sábana y sábana, entre noches blancas, entre días duros, entre discusiones, entre navidades, entre desengaños, ilusiones varias, viviendo el futuro...

Hoy Inma a sus 80 años ya no vive con David, él se fue un ratito junto a las estrellas a vivir...

Pero hace poco, cuando uno de sus hijos se fue después de una visita, le picaron a la puerta y al abrir...allí estaba Rubén....

Y se sonrieron sin ninguna carga, todo era agua pasada y mirándose se sonrieron , como si no hubiera pasado el tiempo...

Llevan un tiempo juntos, y ambos hablan de sus quehaceres, de sus enfermedades, y a Inma los vecinos muchas veces la oyen reir...

Debo decirles que Rubén no cambio en nada, sigue siendo un niño...

Si ustedes entran en la casa de Inma, la verán hablar y ser feliz, pero les aseguro que no hay nadie más, Rubén fue siempre invisible, el amigo imaginario que vino a acompañarla en los momentos de la final, que no estuviera en soledad...

Hoy ha venido una ambulancia a buscar a Inma, la han sacado en una camilla, con la cara tapada....se fue a vivir un ratito a las estrellas con David...

Nadie vio a un niño que lloraba en una esquina, tomándose el último café imaginario ...desapareciendo y buscando a dónde ir ...

Un saludo

19 comentarios:

Paquita febrero 05, 2010  

Oh...........que bonito y que penoso oh..........

Las personas, sean niños o adultos que necesitan de un amigo invisible, deben sentirse muy solos.

Muy bien escrito.

Besitos primita.

Uruguayita febrero 05, 2010  

Precioso como siempre...nunca tuve ningún amigo invisible....pasa por mi blog, hay un premio para ti. Un abrazo. Uruguayita.

ANTARES febrero 05, 2010  

Que bonito, me has hecho llorar de verdad, sobretodo en este momento final ese último momento de soledad donde Ruben acompaña a su amiga,que importa que fuera imaginario si ella lo veía y sentia...
un beso y felicidades de corazón

Cantares febrero 05, 2010  

Que ternura!
Azul, esta historia me parece una belleza. Besotes :)

mariajesusparadela febrero 05, 2010  

No te preocupes de Rubén, Azul, tiene muchas más amigas de las que podamos imaginar.

..NaNy.. febrero 05, 2010  

Hola los amigos invisibles son para personas solitarias, o personas con mucha inteligencia. Saludos precioso el escrito

Jacquie. febrero 05, 2010  

Que preciosidad Azul, es tierno a más no poder, por Dios, que bonito, ( me dieron ganas de llorar).
Un beso
Jacquie.

Rita febrero 05, 2010  

Que bonito amiga, que bien lo haces, nunca fui una niña con imaginación, ves tu? lo que me he perdido y me sigo perdiendo, besitos y feliz fin de semana

rosscanaria febrero 05, 2010  

Preciosísimo mi niña, en verdad muy lindo.
Un beso,

AROBOS febrero 05, 2010  

Una bella y tierna historia que emociona. Muy bien, Azul

Soy-yo-mara febrero 05, 2010  

Pues no me encuentro yo en mis mejores momentos para leer esto.Es lo que me faltaba hoy para llorar.
Por lo menos me ha ayudado a desahogarme un poco.

Un beso Azul

El Drac febrero 05, 2010  

Qué precioso relato, la soledad a veces es tan surrealista como nos lo ha hecho ver tu relato. ¿sabes? me rompo la cabeza tratándo de imaginar de dónde te vienen tan buenas ideas. En tu blog no existe el aburrimiento. bye

beker febrero 06, 2010  

Una historia que toca la vena sensible... besos

Fiebre febrero 06, 2010  

Preciosidad...

Dan ganas de tener un amigo invisible al que recurrir.
¡Maldita racionalidad!

Amaya febrero 06, 2010  

Tierno y duro a un tiempo, como la vida misma.
El anciano y el niño: las dos caras de la moneda, los dos extremos de la vida, los que más dulzura inspiran.

Un relato precioso

Besos mil

laMar febrero 08, 2010  

¡Que maravilla! Tierno y duro. Dejó de necesitar soñar y vivió la realidad y cuando esta se hizo dura recurrió de nuevo a os sueños. Precioso mi niña Azul.
Un abrazo enorme

Alijodos febrero 08, 2010  

Que pena no azul? Me ha gustado mucho esta historia..cuantas personas tendran un amigo imaginario para no sentirse solos...un beso...

Verónica (peke) febrero 08, 2010  

Y ese amigo imaginario no se llamara "corazon"????. Me ha encantado el post...

besotes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe caliente, siempre que quieras...

Belkis febrero 13, 2010  

Creo que más de uno tenemos a un Rubén en nuestras vidas para paliar los momentos de soledad, o sencillamente para encontrar la comprensión y la alegría que nos falta en algunos otros. C'est la vie, pero hay que vivirla. Ese amigo imaginario a veces es el eslabón perdido que nos complementa. Me ha gustado mucho esta historia, porque refleja una gran verdad que a muchos compete.
Besitos

Un gran regalo

No sé que me dirás, no sé que pensarás, este es un regalo para ti, no es un libro y mucho menos esa carta tan hermosa …, pero es lo más hermoso que yo puedo poner en tus manos, un libro con todas las hojas en blanco en el cual puedes escribir, todo lo que desees…hacer crítica, hacer reír, hoy tan difícil de conseguir, hacer porque no… llorar , que puedas hacernos pasear por esa increíble imaginación que posees .
Piensa que gracias a este medio dejaremos un haz de luz de nuestra existencia.
Escribe, escribe como lo sabes hacer tú.

  © Mi mar y mi cielo azul basada en una plantilla original de Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP