miércoles, 3 de marzo de 2010

Hermano mayor


Hola amigos soy de nuevo Hugo, me recuerdan? el niño de siete años...

Llevamos unos días muy malos, desde el viernes pasado en casa todo el mundo andaba enfurruñado, ahora parece que la cosa anda mejor para todos menos para mí que ya sé el motivo de tanto mal rollo y encima es algo que sé que no se me va a pasar...

El viernes mamá llego a casa y se fue al lavabo al cabo de un rato salió seria, mi abuela que siempre dice que ella no pudo ir a la escuela, pero dice que ella sin estudios es una psiquiatra o una bruja que ya sabe según andamos si nos pasa algo o no...lo llama instinto de la edad o algo así, yo la verdad eso no lo necesito porque cuando a mis padres sin decirles apenas nada me pegan dos chillidos es porque es mejor huir...

Así que mi abuela al ver a mi madre durante un rato la metió en una habitación, mi hermano llegó un momento que lloraba en la trona y nadie salió, así que como hermano grande tuve que hacerme responsable sacando mis coches para entretenerlo...que cruz la del hermano mayor!!

Cuando salieron mamá tenía los ojos hinchados y mi abuela un cabreoooooooo ...no sé que era peor!!

Comimos todos callados, mi padre no viene a comer, mi abuelo estaba ensimismado , dice que en tema de mujeres no se mete...mi madre apenas comió y se marchó de nuevo a la habitación, mi hermano se quedó medio dormido viendo a Shing Shang en la tele y mi abuela a trompicones me colocó el abrigo y me llevó al cole....

Al volver a casa la cosa estaba más o menos igual, mi madre andaba como un fantasma, mi abuelo se habría ido al "casinet" dónde se hacía sus partidas de dómino y a mi abuela mientras cosía unos bajos movía sola los labios ...son esos momentos que dice ella que habla consigo misma y es mejor dejarla ...así que decidí irme a jugar a mi habitación, mientras mi hermano de dos años hacía cosas de su edad...pedir y llorar...

Cuando vino mi padre...la tensión se palpaba en el comedor...y él y mi madre se fueron a la habitación ...cuando salieron mi madre andaba más tranquila y mi abuela empezó que si hay que tener más cabeza según en que situación y renegando se puso a pelar patatas y cortar acelgas...que asco la noche no iba a ser mejor!!!

Estuvieron raros todo el fin de semana y el domingo por la noche mi padre se vino a ponerme el pijama a mi habitación, la verdad es que me pareció raro porque a esa hora él está viendo el futbol en la televisión...

Me dijo de repente:

_Hugo, te gustaría tener un hermano?

Y rápidamente, le dije:

_NOOOOOOOOOOOOOOOOOOO, ya tengo uno, para que quiero dos?

_Y si fuera una hermana?

_Papa, eso sería peor...que asco...aguantar a una niña presumida en mi habitación...

Mi padre me miró y me dijo que habían escrito una carta a la cigueña y que ya no podía hacer nada, que en unos meses vendría un nuevo hermano o hermana y que necesitaban de mi ayuda para cuidarlo y el mundo se me derrumbó...

Y entendí porque mi madre lloraba...mi padre que llevaba meses preocupado por el trabajo, el piso que no era tanto como tanto ...a dónde iban a meter al nuevo hermano? tenía que escribir una carta a la cigueña diciéndole que había sido una equivocación, que lo devolviera y que acaso ya lo pediríamos en algún momento que fuera mejor...

Hoy mi madre está más contenta, maldita la gracia que me hace, mi abuela se ha conformado, mi abuelo sigue callado y mi padre cuando viene lo primero que hace antes de abrazarnos a mi hermano o a mi , acaricia la barriga de mi madre y le da un beso, si le duele la barriga que se tome una manzanilla que es lo que me dan a mi...

Pues no hay nada que hacer parece que unos meses tendré un hermano....pero que ascoooooooooo!!!cuatro cosas le voy a decir...se lo he dicho a mi hermano Arturo, pero no se entera de nada, se mea de risa mientras me tira una papilla de galleta y plátano a la cara y es que nadie entiende que es muy duro, ser el hermano mayor...

Un saludo

20 comentarios:

Paquita marzo 03, 2010  

jajaaja, sí que es duro jajajaja, que bonito post.

Me ha gustado mucho, la verdad es que a veces se les pide demasiado a los hermanos mayores, olvidándonos que son niños y que los hijos son de los padres y por tanto el cuidado y el sacrifício debe ser de los padres no de los hermanos.

Muy bien escrito.

Ánimo Hugo!!!!, ya nos seguirás contando como te va la vida de hermano mayor.

Besitos primita.

Ligia marzo 03, 2010  

Ser hermano mayor tiene sus ventajas también. Eres el rey de la casa y todos se desviven por ti. Te hacen veinte mil fotos y te compran ropa nueva, porque al segundo solo le llega todo heredado y fotos, bastante menos.
...Y que conste que yo soy "tercera", ja, ja. Abrazos

Abuela Ciber marzo 03, 2010  

Vaivenes de la vida, precioso lo que has compartido.

Mua....hermana mayor. ja ja, menos mal que de uno.

Cariños!!!!!!!

Nerim marzo 03, 2010  

Pues mi modesta opinión es que es mucho peor ser la mediana que la hermana mayor. La experiencia me ha enseñado que al mayor se le quiere por encima de todo por ser el primero y al último por ser el benjamín o la benjamina. Yo soy la segunda,¿se nota?.

Un magnífico post como todos los tuyos.

Un beso

AROBOS marzo 03, 2010  

Muy bonita historia. A mi no me ha pasado eso porque soy el menor de los hermanos, que tiene sus ventajas y sus inconvenientes, como todo en la vida. Saludos.

Cantares marzo 03, 2010  

Que tierno! pobre criatura, me recordò al hijo de una amiga jajaja
Me encantò el relato,las cosas que le esperan a este pobre niño, toda una tarea eso de ser el mayor jaja
Bueno, gracioso nos resulta a nosotros, los pequeños lo viven como algo enorme
Besotes

victorysilcana marzo 03, 2010  

¡¡Como comprendo a esa madre!!.
Soy madre de tres hijos, dos chicas y un chico.La primera y el segundo vinieron buscándolos, pero mi tercera hija... (No la cambio por nada y la quiero como a los otros dos, ¡¡muchíiisimo!!)... al no ser un embarazo deseado, no me lo tomé con la misma ilusión que el embarazo de sus hermanos.
Mientras han sido pequeñitos, mi casa ha sido una locura. Y es verdad que al hijo mayor lo hacemos grande antes que a sus hermanos.

Saluditos.

Adolfo Payés marzo 03, 2010  

Paso a dejarles mi saludos fraternos de siempre..
Disculparme por mi ausencia..

Por razones de viaje no he podido estar en cada unos de sus blog.
Continuo con mi viaje y pronto espero poder con el ritmo normal para compartir sus escritos..

Un abrazo
Saludos fraternos..

LUNA LLENA marzo 03, 2010  

Hola Azulita, ya sabes lo mucho que me gusta Hugo y su familia, uno más pues para adelante, es cierto que los mayores parece que són más responsables y que han sido más deseados, pero todos los hijos són seres únicos seres individuales con distintas personalidades, los padres queremos mucho a todos nuestros hijos, són un motor que nos anima a luchar en nuestras vidas, por ellos damos la vida.


La concepción es un milagro, es penoso que no se ayude más a las familias, los bebes llenan las casas de alegria. Para ser padre hay que saber, que es una entrega total para siempre.

Estoy segura que Hugo querra mucho a su futuro hermanito o hermanita, tiene unos papis y abuelitos que le dan mucho amor.

Ya me contaras que tal va el embarazo,
felicidades es una familia encantadora.

Besos

FAIL marzo 03, 2010  

Jajaj me has recordado al dia que mi madre se enteró de que estaba del tercero...venga a llorar!!! pero yo me llevaría 10 años con él!! Yo me puse super contenta, me encataba hacer de mamaaaaaa. Nunca sentí esos celillos pero claro, ya era mayor.
A Hugo no le queda más remedio que apechugar...
MUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Malena marzo 03, 2010  

Mi querida Azul: Eres un encanto contando tus relatos. Pones como en la cocina, un poquito de cada cosa hasta que el sabor es para chuparse los dedos. Enhorabuena.

Mil besos y mil rosas.

El Drac marzo 03, 2010  

Qué lindo lo haz contado azul y me causó bastante gracia aunque para el protagonista debe ser todo un predicamente ser el hermano mayor,. Un gran abrazo

rosscanaria marzo 03, 2010  

Bonita historia, yo como soy la tercera de cuatro hermanos, no sé cómo es eso de ser el mayor, yo a mi hermana mayor la adoraba era como una diosa para mí.
Un beso Azul,

mariajesusparadela marzo 03, 2010  

Bueno, yo soy la cuanta de cinco y entonces nadie preguntaba nada...
Claro que, eran otros tiempos.

Belkis marzo 03, 2010  

Jajajaja, que bonita forma tienes Azul de contar las cosas. Como la vida misma. Eso de ser hermano mayor, no es muy agradable que digamos, yo también soy la hermana mayor de 3, pero en tu cuento, se nota que la situación no estaba para recibir al tercero. De todas formas soy de las que pienso que al mal tiempo buena cara y un hijo siempre es una bendición. Preciosos relatos los que nos dejas Azul.
Un abrazo muy grande

Prometeo marzo 04, 2010  

Si que es duro, que me lo digan a mi, el mayor de cinco, dos chicos con el tercero en discordia y tres chicas que fueron la segunda, la cuarta y la pequeñaja, la ultima...muy duro, sobrevivimos, aprendimos...un abarzo.

María marzo 04, 2010  

Hola AZUL,

te acabo de ver en le blog de Malena y me he acercado a saludarte. Hace demasiado tiempo que no sé nada de ti, no sé si te ha ocurrido algo, si es así y ha sido por algo que haya podido escribir, lo siento de veras.

En fin, que tu historia, como todas las tuyas, plasma a la perfección los momentos difíciles que suceden entre las cuatro paredes de nuestras casas, a veces la vida nos sorprende con situaciones inesperadas, a las que hay que adaptarse a la fuerza, el impacto de lo inesperado aturde, pero aunque no lo parezca siempre tenemos en algún rincón fuerzas de las que tirar para seguir adelante.

Muy bonito.

Un beso grande, AZUL.

TriniReina marzo 04, 2010  

Hugo, no sabes cómo te comprendo, ya que soy hermana mayor... Pero así te digo que, ahora quizás no lo entiendas, pero pasados unos años, tendrás el mayor tesoro del mundo: tus hermanos. Y, con algo de suerte, hermanos-amigos. Lo mejor de lo mejor.

Abrazos

Alondra marzo 04, 2010  

Azul: hoy adivinaste una historia que también se vivió en estas cuatro paredes, eso si, sin abuelos...
¡Lo que es la vida! mi costilla decía:-"no puede ser"...
o entre lágrimas:- "a ver si fue el butanero, no te digo!!!...
Al final fue el embarazo más hermoso, una tercera cesárea sin miedo y un hijo que es una bendición.
Eso si, el mayor nunca lleva bien lo de principe destronado por mucho cuidado que tengas.
Un abrazo

ANTARES marzo 04, 2010  

ayyy que duro es ser la hermana mayor hablo por experiencia.....pobre Hugo!!! pero bueno me he reido mucho sobretodo con lo de la cigueña....
un besazo

Un gran regalo

No sé que me dirás, no sé que pensarás, este es un regalo para ti, no es un libro y mucho menos esa carta tan hermosa …, pero es lo más hermoso que yo puedo poner en tus manos, un libro con todas las hojas en blanco en el cual puedes escribir, todo lo que desees…hacer crítica, hacer reír, hoy tan difícil de conseguir, hacer porque no… llorar , que puedas hacernos pasear por esa increíble imaginación que posees .
Piensa que gracias a este medio dejaremos un haz de luz de nuestra existencia.
Escribe, escribe como lo sabes hacer tú.

  © Mi mar y mi cielo azul basada en una plantilla original de Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP