martes, 16 de marzo de 2010

Recuerdos de sonidos


Hola !

Azul y yo osea su alma, nos sentamos el domingo en el sofá a ver fotos de la nevada, dicen que toda generación tiene en el recuerdo una grande y esta será la nuestra....

También vimos las fotos de la nevada del 1962, pero por aquel entonces no nos conocíamos Azul y yo , en principio porque ella no había nacido y a saber dónde estaba yo...

Al ver estas últimas fotos, vinieron a nuestra mente formas de vestir de antes, formas de actuar en un mundo que no había ordenadores y la radio era la reina de la casa y el mejor ocio era jugar a futbol o en casa hacerlo a las cartas, y las reuniones en los portales eran los foros actuales...

Después Azul hizo la cena y nos olvidamos del tema, pero hoy curiosamente lo hemos recordado...

Hemos ido a buscar el pan, con ese solecito que te hace pensar que eres un poco más vieja, cerrar los ojos con la cara levantada para sentir el rojo en los parpados y el calor en las mejillas...y de repente ..se escucha un son ...una música estridente en los oídos ...

Eran unos gitanos tocando instrumentos con una cabra y luego pasando el platillo, lo cierto es que no lo hacían mal, incluso un oleeeeeeee salió de mi haciendo sonreir a Azul...

Y recordamos ambas cuando ella era pequeña y escuchábamos esta música y nos asomábamos desde la terraza del ático donde vivíamos, lo importante era la cabra....no estábamos acostumbradas a ver ese tipo de animal en la ciudad, y mientras los gitanos danzaban y pasaban luego el platillo Azul y yo observábamos lo que hacía la cabra como si fuera alguien venido de otro lugar espacial...

En aquel entonces había otros sonidos que hoy casi se han perdido....recuerdan ustedes aquello de fffffffff el afiladorrrrrrrr...con un pequeño artilugio como un carrito y una gran piedra redonda afilaba todos los cuchillos de la zona ....parece aun estar oyéndolo pero solo en la imaginación ...

Y lo que conocíamos como el "drapaire" o no se si en castellano se dice el "trapero" aquellos hombres que tenían pequeños locales llenos de botellas, cartones...que lo recogían todo...supongo que eran los que hacían entonces lo que llamamos reciclaje y sobretodo venían en casa por Navidad cuando había botellas de champagne ...porque antes era champagne, que no cava, se llamará Rondel o Freixenet o vaya usted a saber...

Esos sonidos que como niños nos hacían observar la esquina como una pequeña fiesta...

Aun quedan sonidos de antes, el butanero sigue actuando por nuestras calles, cla cla cla cla golpes de botella en botella al sonido de la voz que dice butanoooooooooooooo y las vecinas que salían al balcón para pedir la bombona ...para no quedarse sin poder hacer arroz o que saliera de la estufa el calor en estos fríos que a veces llenaban las esquinas aumentando alguna pena....

Y esa palmada seca del sereno aquel que te abría la puerta, muy pequeñas éramos Azul y yo pero el recuerdo de antaño en según que cosas queda...

Y enorgulleciéndonos de tantos adelantos, aun queda el sabor dulce de antaño, querer oir un poco los recuerdos para ser chiquito en el intento y ser acariciado por una maternal mano...

Descubrirse en cada tiempo, cuando la hipoteca no formaba parte de tus sueños, que el problema más grande era descubrir un hormiguero y tener un examen o que al ver una peli te murieras de miedo....

Los sonidos de antaño nos trajeron de nuevo esa Azul pequeñita, este alma infinita y el amor de otros tiempos...que una vez fuimos otras..y que pese a quien pese...al oir el pasado descubrimos que seguimos siendo...

Un saludo de su alma...algunos de ustedes ya me conocen

13 comentarios:

Malena marzo 16, 2010  

Mi querida Azul: Hoy, sí :). Aquellos sonidos que van asociados a etapas de nuestra vida, no sé si mejores o peores pero lo que es evidente es que eran familiares.

Mi infancia en Ceuta donde pasaba con su carretilla el "pescaó" anunciando las clases de pescado que llevaba o la sirena de la fabrica o el cañonazo que anunciaba el mediodía.

Son sonidos del pasado y que hacen soñar al recordarlos hoy en día.

Mil besos y mil rosas para tí, alma, y para Azul.

AROBOS marzo 16, 2010  

Con los sonidos pasa como con los olores, que de repente te recuerdan situaciones vividas en otro tiempo, en otros lugares, y nos producen nostalgias. Hermosas sensaciones me habéis transmitido (Azul y su alma) con esta entrada,

Cantares marzo 16, 2010  

Esa forma de escribir me hace imaginarte....
El trapero por aquì es botellero o cartonero y existe aùn.
El afilador sigue pasando y tiene en sonido de una especie de armònica.

Lindos los recuerdos de infancia, en mis recuerdos hay panaderos en carros de caballos y pescador, mimbrero... y mucho màs.
Gracias por hacernos soñar despiertos. Besos

El Drac marzo 16, 2010  

Siempre suelo estar mirando mel pasado y te juro que no quiero, no vivo, y siento que pasa el tiempo. Un abrazo hoy tengo una cita que quizás cambie mi destino. Deséame suerte.

mariajesusparadela marzo 16, 2010  

Es imposible, en esta provincia, no recordar al afilador. Son de la tierra(dicen que todos de Nogueira de Ramuín).

Rita marzo 16, 2010  

Como se ve lo mayor que soy......cuantos recuerdos me has traído a la mente, vaya si recuerdo al afilador, no solo lo recuerdo, lo añoro!!! ahora no se que hacer con mis tijeras y cuchillos, tengo que buscar el lugar, desplazarme y esperar la cola, cuantas cosas teníamos a domicilio, pero también cuantas cosas de ahora han sido muy bienvenidas, no se puede tener todo....un beso amiguita

Paquita marzo 16, 2010  

Es verdad los recuerdos de los sonidos.....la cabra, el afilador, me acuerdo el ruido que ponían para que no pudieramos escuchar la emisora de radio "La Pirenaica", unos ruidos que en ocasiones nos era imposible escuchar bien lo que radiaban, mi padre cada noche la escuchaba, era una manera de poder saber cosas de lo que realmente pasaba aqui en España durante la dictadura, ese ruido ha quedado en mi mente.
Los despertadores, no sé, sonaban de otro modo...y los discos antiguos? que parecian que cantaban dentro de una caja jajaja, con unas voces muy diferentes a las reales.

Muy bonito post, como siempre.

Paquita marzo 16, 2010  

Ah! alma, hazle llegar a mi primita un beso.

Melodía marzo 16, 2010  

Maravilloso texto sonoro...

Jajaja,yo recuerdo a la lechera... el afilador me encantaba, los columpios que hacíamos entre árboles, vociferando nuestros nombres por las ventanas... y un montón de sonidos más.

Felicitaciones por tus escritos.

M.

roxana marzo 16, 2010  

hola!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! maravillosos los recuerdos cuando hay alguien que siente igual que uno y se logra esa comunicacion milagrosa que llena nuestras vidas. Pero recuerdos in alguien con quien compartirlos es muy triste.
me alegra que tengas con quien hacerlo y te hayas llenado de ellos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
un beso Azul!

Prometeo marzo 17, 2010  

Si, escuriosos como pequeñas cosas estanm ya dentro de nuestras viviencias, fotos, sonido, anecdotas, palabras...versos, amores, caricias, un te quiero...aun estoy atontado por el escrito anterior, a mi me pasa algo asi y me volveria loco. Un fuerte abrazo.

ANTARES marzo 17, 2010  

Muchas veces recuerdo esos momentos con mucha nostalgia porque creo que antes todo era más humano, más cercano....cuando antes el cartero o el basurero te deseaban feliz navidad con sus postales...eso siempre lo recuerdo con cariño...
Lástima que estas pequeñas cosas se pierdan porque son trozos de felicidad que ya no volverán
un beso

Chari marzo 18, 2010  

Pues sí, yo también recuerdo sonidos que se me quedaron grabados en lo más profundo del corazón. Por mi barrio solía pasar el señor que afilaba los cuchillos, el que anunciaba sardinas fresquitas...pero el sonido que más me gusta recordar, es la voz de mi mamá que se asomaba al balcón y gritaba ¡Chari.........sube ya!y me lo decía con tantas ganas y tanto cariño, que nunca la olvidaré. Un beso.

Un gran regalo

No sé que me dirás, no sé que pensarás, este es un regalo para ti, no es un libro y mucho menos esa carta tan hermosa …, pero es lo más hermoso que yo puedo poner en tus manos, un libro con todas las hojas en blanco en el cual puedes escribir, todo lo que desees…hacer crítica, hacer reír, hoy tan difícil de conseguir, hacer porque no… llorar , que puedas hacernos pasear por esa increíble imaginación que posees .
Piensa que gracias a este medio dejaremos un haz de luz de nuestra existencia.
Escribe, escribe como lo sabes hacer tú.

  © Mi mar y mi cielo azul basada en una plantilla original de Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP