miércoles, 17 de marzo de 2010

Historias de hoy


Se levanta Teresa cada día a las 6, 30 de la mañana, y pone las galletas en la mesa, al fuego el café,. mientras se pega una ducha rápida... cuando sale con la acostumbrada toalla, Jordi la besa en los labios y le da los buenos días, después se lava la cara...
Hace años que escriben monotonías, no aburridas, clásicas lo normal que hacemos cada día, que no son malas, son agarrarse a la vida cotidiana...

Después se sientan en las sillas de mimbre y Jordi en diez minutos se irá a trabajar como todos los días de la semana, también a los diez minutos vendrá Adrian, su yerno que le trae a la pequeña Ana, medio dormida, con dos añitos apenas y que no le llama abuela...con su pequeña lengua acostumbra a llamarle Baba ....

Y no se entera de nada, dormidita en una pequeña cama, mientras Teresa se pone al día de las cosas de la casa...

A las 8 llama a su hijo Oscar, el descafeinado se templa en la mesa y apenas habla...necesita varias horas para ser persona al levantarse por la mañana....

Cuando se marcha Oscar, mete a Ana en el carrito y va corriendo al piso vecino a su casa, dónde vive su hija que se va a trabajar y recoge a Matías que es el nieto grande tiene cinco años y no tiene claro a veces cual es su casa...y lo llevan al colegio, Baba y la pequeña Ana...

De vuelta a casa compra en el supermercado lo que le hace falta , mientras Ana empieza a ser consciente que se hizo de día porque las vecinas le preguntan ..como está esta mañana?

Y llega a casa y hace las camas, friega los platos del desayuno, tiende la ropa, cambia los pañales de su nieta, le da la papilla, plancha la ropa, va a casa de su hija, le hace la cama, le dobla la ropa y la guarda...vuelve a su casa prepara la comida, hoy hay lentejas y hace de más por si a su hija Marta a la noche le apeteciera cenar y no tuviera ganas de hacerla, mientras arrastra a la pequeña Ana que por su edad solo quiere jugar...

Llegó la hora del mediodía, vienen Jorge, Oscar, Adrian, su hija Sonsoles y el nieto de su otra hija Sofía, Matías todos en la mesa están que en su mayoría se casaron para llevar su vida, pero ella como una madre y abuela más de hoy en día están para facilitar la vida que sus hijos llevan, hipoteca, vacaciones y poco tiempo para cuidar a sus crias....

Después de nuevo se van todos al cole o a trabajar, ella recoge, Ana se quedó dormida viendo el canal Disney en el sofá ,su Baba la coge y la acuesta en la pequeña cama, la abriga y se va al salón ...coge el ganchillo mientras ve la televisión..

Está haciendo una colcha para Matías, de tonos azules y granas , a quien le moleste disculpen, pero en el centro llevará el escudo del Barça, que es el equipo de los amores de su nieto....

Después de escuchar parte de los cotilleos, va a buscar a Ana y de nuevo van a buscar a su nieto grande al colegio, en casa después la merienda y a hacer los deberes y jugar un rato con sus nietos...

A preparar la cena para los que viven en casa, que los demás solo vendrán a buscar a los nietos y cada uno cenará en su casa con un poco de suerte ....se quedará en silencio...

Cuando todos están recogidos, Oscar con la novia, ella se queda con Jorge viendo alguna serie de esas que uno pone para terminar el día, y entre intermedio e intermedio hablan de sus cosas y de todo lo acontecido...

Él le pregunta ...y ella sonríe...ha tenido un día como siempre atareado, recuerda cuando se casaron que tiraba de los hijos, del trabajo y de lo que fuera que fuera preciso y la vida hoy ha cambiado y los hijos tiran de ellos en su propia beneficio...que a ella le da igual, se atarea y los auxilia y se siente bien por ayudar...aunque a veces a solas piensa que quizás demasiado e incluso también a veces que la están explotando...

Pero no pasa nada...son sus hijos ....y ya saben aquello que no hay nada como el amor de una madre...

Teresa se va a dormir, se echa en la cama, tiene 60 años y todas las ganas de seguir viviendo y que la sigan llamando mama o baba...

Se abraza a Jordi, él le huele en el abrazo el cabello, mientras tiernamente le acaricia los senos y le dice ...Tessi ....como te quiero....ella se deja besar ....acariciar...porque es la base de su vida, al fin y al cabo que existieran los nietos fue porque un día pudo conocerlo y llegaron hasta aqui...y se amaran con todo anhelo ..que hay veces que hay personas que lo olvidan, que el inicio de todo fue el enlace de ellos....

Y se quieren mientras la luna se llena, a sus hijos no se les ocurre que puedan besarse en el lecho y es que muchos de ellos no piensan que sus padres tengan sexo ...y es que el sexo es cosa de jóvenes y parece ser que el sacrificio por los hijos debe ser eterno...

Teresa se levanta a las 6,30 de la mañana, pone las galletas en la mesa, al fuego el café, mientras se pega una ducha rápida.....

Un saludo

Quisiera que supierais que escribo de todo y que nunca es mi intención hacer daño a nadie, solo escribo de cosas que veo y que ocurren..si alguna vez hago daño ...perdón

25 comentarios:

Montse marzo 17, 2010  

Muy hermoso, y es la realidad personificada. ¡ Cuantas abuelas llevan esta vida!, pero todas lo hacen con orgullo, porque aman a los suyos y les echan una mano. El sexo, no tiene edad, y el amor menos, llega cuando menos te lo esperas y lo aceptas, porque vuelves a vivir y sentir. Me ha emocionado este relato

mariajesusparadela marzo 17, 2010  

Nadie debería sentirse ofendido. Y, si se sintiera, ¿no será porque no está a gusto con lo que hace?. Que no te echen la culpa a ti.

Cantares marzo 17, 2010  

Cuàntas historias cotidianas preciosas que relatàs. No comprendo como alguien puede ofenderse.
Las abuelas tienen un rol tan activo en las vidas de sus hijos y nietos, parecen incansables. Insisto,es una preciosa historia. Besos

Rita marzo 17, 2010  

No, no haces daño, claro que no, pones de manifiesto la cotidianidad y las realidades de la vida, yo que se que ese tipo de madre y abuela existe y mucho además,me pregunto si esos hijos se han dado cuenta de que su madre también es mujer, y si se han percatado de que su trabajo terminó cuando los pajaros volaron del nido, y si se han dado cuenta que ella también tiene derecho a hacer otras cosas, en fin querida amiga, que yo aunque admiro a esas mujeres no me siento asi y no las envidio, quiero a mis nietos pero yo no soy quien debe criarlos, yo estoy para llevarlos un día al cine o cuidarlos cuando están enfermos, el resto no es tarea mía, ¿o soy una mala abuela? no se no se.....
un abrazo amiga

Gaia marzo 17, 2010  

Son historias como la vida misma o a caso quién no se siente identificado aunque sea sólo en algun párrafo o frase de lo que hoy has escrito?

Es la vida, tal cuál está, tal cuál se ve y tu manera de relatarla sabes que siempre me ha gustado. Podré estar a veces más de acuerdo o no con lo que escribes igual que tú con lo que yo escriba. Pero ahí está la riqueza...la variedad llevada con respeto como tú también siempre haces.

Y yo también mañana volverá levantarme a las 6.30h...

Un fuerte abrazo azul.

ANTARES marzo 17, 2010  

Me ha gustado, una realidad cotidiana, un diario de una persona anónima como tantas con sus realidades....
Mu bien relatado, un besito

LUNA LLENA marzo 17, 2010  

Hola Azul, yo me siento muy afortunada cuando pienso en mis abuelas, las dos eran unas santas,nunca olvidare los panecillos de pan de viena con jamóm que me preparaba la materna, ni los jerseys de punto que me tejia la paterna y tantos detalles de amor y sacrificio.
La vida es una cadena, nosotros solemos hacer lo que han hecho con nosotros, esas abuelas se sieten útiles, normalmente las madres no somos felices si nuestros hijos no lo son, e intentamos ayudar, todo tiene un límite debería ser dentro de un equilibrio justo.

Gracias a estas madres y abuelas que lo dan todo por amor!! ellas son las columnas que sostienen a muchas familias.

Su trabajo no tiene precio, por ello es absurdo esperar que te lo paguen.

Dicen que: El amor con amor se paga.

BESOS

Bichita23 marzo 17, 2010  

No se pero me he quedado enganchada a esta historia, por una parte siento que es injusto que una mujer que ya cumplio su rol de madre y que podrìa tener una vida propia ahora recicle de nuevo todas las ocupaciones iniciales, por otra parte pienso que a veces las mamàs estàn tan acostumbradas a ser tal, que acogen a los nietos como hijos porque siente que no saben hacer otra cosa, y les da miedo arriesgarse a llevar otra visa...
Ah pero como me hubiese gustado tener ua abuela asì,
Saludos

Jacquie. marzo 17, 2010  

Todas las histórias que cuentas son cosas de la vida, cosas que pasan.
A mi me gusta leerte.
Besos guapa
Jacquie.

El Drac marzo 17, 2010  

No sabía de esto, siempre creí que a partir de los 50 el sexo se iba a lejando y sólo quedaban las mañas; en fin linda entrada

Sibaris marzo 17, 2010  

Hola azul,
Leí toda la narración, no me parece que hagas daño dibujando una realidad, te diría globalizada, muchos abuelos deben cumplir el rol de padres. Si bien no corresponde, es como está planteada la vida hoy en día, el sistema empuja a la clase media a este tipo de situaciones.

Un abrazo fuerte.

Belkis marzo 17, 2010  

Historias en las que cualquiera de nosotros se puede ver identificado Azul. Eso es lo que cuentas, y lo haces estupendamente bien, con mucho sentimiento y ternura.
Un abrazo y mis felicitaciones de siempre por tu facilidad para ponerte en la piel del otro.

Chari marzo 17, 2010  

Muy sincero y sobre todo muy real. Muchísimas madres convertidas en abuelas y denuevo en madres, pasan a diario por esta situación. Espero que algún día todos sepan reconocer el sacrificio de Teresa y la sepan mimar y querer como ella se merece. Me ha encantado ¡lindísimo!.

laMar marzo 18, 2010  

Precios Azul. La realidad del día a día de muchas mujeres.
un abrazo enorme

Allek marzo 18, 2010  

Muy hermoso tu escrito
un abrazo!

TriniReina marzo 18, 2010  

Sólo escribes la realidad y la actualidad. Hoy en día las abuelas ejercen de madres, al menos durante los días laborables y eso es una verdad como la copa de un pino. Sólo espero que, cuando esas abuelas-nanys, dejen de estar activas y necesiten ellas mismas una nany, sus hijos, esos a los que tanto ayudó, sepan comportarse como deben...Que esa es otra realidad.

Besos

Ligia marzo 18, 2010  

Muy tierna tu historia, Azul. Seguro que hay muchas abuelas que viven así cada día. Abrazos

AROBOS marzo 18, 2010  

Esas abuelas merecen todo el cariño y reconocimiento del mundo, son imprescindibles. Realizan todo ese trabajo, además con amor.

EriKa marzo 18, 2010  

Que bien escribes y reflejas una parte de la vida que se ha hecho muy común,las abuelas/os que cuando llega el momento de parar y tomarse un respiro vuelven a empezar otra vez, quizás es un poco injusto por nuestra parte implicarlos tanto en una tarea que es nuestra, y dejarlos disfrutar de su vejez, pero me imagino que como se quieren tanto los hijos y nietos, lo hacen con tanto amor.
No debemos olvidar que nosotros tambien debemos devolver ese amor, y que nadie, nadie nos va ha querer como ellos.

RMC marzo 18, 2010  

En absoluto haces daño a nadie, cuentas una vivencia de la vida y no tiene nadie porque sentirse ofendido,
en mi opinion, el sexo existe mucho mas alla de los 60, de jovenes nada, todo esta en la mente, esta claro que no se puede mantener con la misma intensidad de cuando tienes 20 años, pero el sexo no muere nunca, ni con 70 ni con 80, si de verdad lo sientes y tu espíritu se mantiene joven, seguiras disfrutando en la madurez.
has escrito un reflexivo texto.
feliz semana.
un beso.

Alijodos marzo 18, 2010  

No creo que dañes a nadie con tus historias..Aun basadas en la realidad los personajes serán imaginarios y bueno decirte que esta historia es el fiel reflejo de muchas familias hoy en dia...un abrazo...

MAJECARMU marzo 18, 2010  

Esa empatía tuya me ha enseñado mucho este año,amiga.
Has contado una historia,cercana llena de humanidad y comprensión,como sueles hacer con todo el respeto y cariño del mundo.

Mi felicitación y mi abrazo.
M.Jesús

Nerim marzo 18, 2010  

Una mujer seguirá siendo y sintiendo como una mujer toda su vida aunque tenga 60 años. Me dan lástima los jóvenes con tan poquita imaginación, que creen que sus padres dejan de tener sexo a cierta edad.

Solo ellos se pueden sentir ofendidos por tus escritos, a mi me parecen que están impregandos de un gran realismo y empatía.

Paquita marzo 19, 2010  

Buen post, escrito con mucho realismo.

No creo que nadie se pueda sentir dañado con tus escritos, todos los que leemos en los blogs debemos ser capaces de saber si el post que vamos a leer nos interesa o no leerlo.

Asi, que tú sigue escribiendo tan hermoso como lo haces.

Besitos primita.

Prometeo marzo 19, 2010  

Has retratado a una abuela cercana a mi, mi suegra, es asi, crio a su hijos, crio a las hijos de su segunda hija, cria, ahora, los hijos d ela pequeña que vive cone lla en casa...abuelas sufridoras y valientes que hacen del sacrificio su coraza pero...¿que sera de nosotros cuando ya no esten?...un abrazo.

Un gran regalo

No sé que me dirás, no sé que pensarás, este es un regalo para ti, no es un libro y mucho menos esa carta tan hermosa …, pero es lo más hermoso que yo puedo poner en tus manos, un libro con todas las hojas en blanco en el cual puedes escribir, todo lo que desees…hacer crítica, hacer reír, hoy tan difícil de conseguir, hacer porque no… llorar , que puedas hacernos pasear por esa increíble imaginación que posees .
Piensa que gracias a este medio dejaremos un haz de luz de nuestra existencia.
Escribe, escribe como lo sabes hacer tú.

  © Mi mar y mi cielo azul basada en una plantilla original de Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP