martes, 20 de abril de 2010

Un segundo


Sentado frente al cristal de la ventana, la mirada se le pierde mirando los almendros en flor....

En el interior todo es tan blanco, que según como a la vista le da dolor...

Se llama Ignacio y no es mayor, tendrá unos 47 años y está sentado en su habitación....

Entra su hermano y se sienta junto a él en un sillón ...

_Hola Ignacio....como te encuentras hoy? Te veo entusiasmado mirando el cielo y el cambio de estación ...

Ignacio gira un poco la cabeza y lo mira, ladeando ...le sonríe y le dice:

_Stoy ago mejo....

Y Enrique coge un libro y empieza a leer dónde ayer lo dejó, Ignacio apoya la cabeza en la almohada y cierra los ojos escuchando a su hermano mayor, mientras a veces la mente se le va de un lado a otro , jugando a memorizar lo que le dicen y a recordar lo que ignora si sucedió...

A Ignacio hace unos tres años después deun tiempo de mucha tensión, se le fue la cabeza y mató a su mujer y a sus dos hijos y después intentó matarse él ....con tan mala fortuna que sobrevivió para sufrir cadena perpetua sentado en una silla de ruedas y la locura alrededor...

Cuando cierra los ojos ve rojo...rojo de sangre en un afilado cuchillo y los ojos aterrorizados de un niño que ya no sabe si fue su hijo y después de ese recuerdo lo ve todo negro...se pone a chillar como loco que está , la saliva se pierde en las baldosas y lo tienen que atar...

A veces mirando el cielo ....el azul le recuerda unos ojos que le dan consuelo ...y de repente esa boca se pone a gritar ....es su mujer que resucita cada x tiempo para vengarse en la eternidad...

E inconscientemente se le caen las lágrimas...por qué no se murió y el recuerdo se convirtió en olvido y se apagó ....?

Necesita 17 pastillas cada día para olvidar que fue verdugo de tres vidas que no habían hecho nada jamás....amarlo mucho, quererlo mucho....y en un segundo.....en un segundo...en un segundo....

A veces en un momento de lucidez se plantea si se le fue la cabeza o simplemente un asesino es...y la pena le ahoga...y le ahoga la pena ....y después se pierde en divagaciones y se ríe como un loco ...y alguna pastilla se debe comer ...y deja de ser, un ser humano ...y un vegetal empieza a parecer...

Solo viene a visitarlo Enrique, su hermano y es que nadie más lo quiere ver ...

Ignacio mira como sigue leyendo Enrique ese libro que parece leer desde hace siglos ....mientras sigue viendo los almendros en flor...

Enrique no existe, solo es fruto de su imaginación...tampoco mató a nadie ..es algo que su enfermedad inventó ....

Entra la enfermera y le dice Ignacio....una pastilla más y nos vamos al comedor a bailar, él la coge apoyando la cabeza en su cintura y se ríe...mientras una lágrima deja escapar...

Un saludo

19 comentarios:

Rita abril 20, 2010  

Que triste es la historia que nos cuentas hoy, pero......¿cuantas habrá así? la mente, esa gran desconocida que nos machaca tanto, incluso estando cuerdos estamos a merced de ella, de lo que quiera hacer con nosotros, siempre viviendo con ella y todavía no la entendemos, besitos amiga

Vani abril 20, 2010  

Como dijo Rita, es triste la historia pero cuánta realidad hay en ella, cuántas personas estarán en esa situación que sólo la mente sabe por qué se llegó allí, en ese laberinto sin salida... me recuerda a un joven que asistía al centro donde trabajé más de diez años y había estado encerrado en un psiquiatrico y cuando no estaba medicado ya no era él, no era Claudio, no sé quien habrá sido... sé que ya nosotros no éramos tales... a veces ni estábamos en su escenario visual... es inexplicable lo que sucede... gracias por compartir este texto con nosotros.... movilizador por lo menos para mí... Cariños y Bendiciones!!

Cantares abril 20, 2010  

A mi me enternece la historia, la mente es fràgil y cuando se daña es dificil recuperarla pero esas personas,aùn perdidas en su mundo imaginario, sienten dolor.
Beso grande

TriniReina abril 20, 2010  

A veces, la fragilidad de la mente nos sobrecoge. Apenas un hilo puede quebrarla y luego, ni con el olvido...

Un abrazo

Jacquie. abril 20, 2010  

Es el silencio de lo más profundo de nuestro ser. Es el silencio de la mente que pasa sin avisar.

Buenos dias Azul, tu historia es grande como todo lo que haces, sabes que me gusta leerte y estos dias atrás no pude venir, el trabajo y mis cosas que no me dejaron tiempo. ¿Me olvidaste? espero que no.
Un beso y que tengas un buen dia.
Jacquie.

laMar abril 20, 2010  

Que compleja es la mente humana. Sobrecogedor texto mi niña.
Un abrazo enorme

Paquita abril 20, 2010  

Uff.....cuando la mente está enferma, nadie sabe lo que por ella puede pasar.
Debe ser horrible convivir con esta enfermedad.
Hay muchas familias que tienen que "sobrevivir", por falta de atención en muchos casos de personas enfermas mentales.

Que pena, se me encoge el alma ante estas enfermedades.....


Besitos primita. Buen post.

ROSALIANM abril 20, 2010  

Que triste y tierno. Me ha emocinado amiga.
Un abrazo.

mariajesusparadela abril 20, 2010  

Terrible historia, magníficamente contada.

El Drac abril 20, 2010  

Los mejores signos para descubrir la locura a tiempo es darse cuenta cuando le mepezamos a decir a la otra persona ¿por qué eres así? Cuando la persona enferma empieza a hacer cosas que parecen de desbordante maldad o de extremada irresponsabilidad. Un abrazo

ANTARES abril 20, 2010  

he tenido sentimientos contradictorios al leer tu historia y eso megusta por no te esperas el final. Al principio me he quedado muy fria con la historia pero luego me ha entrado mcha tristeza con el desenlace, mucha pena. Me has hecho sentir y eso es lo importante además sorprendes al lector
un beso

Malena abril 20, 2010  

Mi querida Azul: Es un gran relato que te deja sobrecogido al pensar en el sufrimiento de las personas con enfermedades mentales.

Mil besos y mil rosas.

Montse abril 20, 2010  

Es triste perder la noción de la realidad, no saber en que mundo vives, y si es real o fantasia,. A veces la vida te da esas malas pasadas, y le toca a alguien cercano a ti. Mi madre tenia demencia senil y alzehimer a la vez, no nos reconocia, y se volvió como una niña pequeñita, muy triste, para ella y todos nosotros. BESITOS.

Anouna abril 20, 2010  

Es una historia impresionante! La forma como la cuentas, los detalles, esa línea delgada entre lo que nos dices y lo que hay que descubrir. Lo perdido entre lo perdido de la mente, está muy bien definido.

Me dejas más que sorprendida, dentro de todo su dramatismo, es una historia fascinante.

Muchos abrazos,
Anouna

MAJECARMU abril 20, 2010  

Cuántos Ignacios hay en la vida...!
Todos son humanos y dignos de compasión..Las enfermeras viven estas historias y aprenden cada día,que la mente es sumamente traicionera y debemos tenerla a raya..también estando cuerdos..!

Mi felicitación por ese ritmo mágico,que nos envuelve en tus historias,amiga.
Y mi abrazo grande,grande.
M.Jesús

Eritia abril 20, 2010  

Me gusta, me gusta entre tanto dolor, esa imagen del hermano/amigo imaginario, ese ratito de paz que le proporciona incluso a la demencia el cariño de los otros.

Besos. Eritia

Jacquie. abril 20, 2010  

Me gustó leerte allí, me hizo mucha ilusión. GRACIAS por tus palabras Azul, gracias.
Besos
Jacquie.

AROBOS abril 20, 2010  

Un relato triste, duro, muy bien construido y lleno de esos sentimientos que sabes transmitir en tus escritos.

jose abril 21, 2010  

Gracias por visitar mi blog. He dado un paseo por el tuyo...y bueno, tendré que tomarme mi tiempo para leer todas tus historias. Me ha encantado y ahora me hace falta seguirte....Escribes cosas fantásticas. La de hoy me parece muy dura y tierna a la vez...me gustó el final, y ójala todos tengamos un Enrique a nuestro lado....aunque sea en la imaginación...Un beso. Mari Carmen.

Un gran regalo

No sé que me dirás, no sé que pensarás, este es un regalo para ti, no es un libro y mucho menos esa carta tan hermosa …, pero es lo más hermoso que yo puedo poner en tus manos, un libro con todas las hojas en blanco en el cual puedes escribir, todo lo que desees…hacer crítica, hacer reír, hoy tan difícil de conseguir, hacer porque no… llorar , que puedas hacernos pasear por esa increíble imaginación que posees .
Piensa que gracias a este medio dejaremos un haz de luz de nuestra existencia.
Escribe, escribe como lo sabes hacer tú.

  © Mi mar y mi cielo azul basada en una plantilla original de Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP