lunes, 26 de julio de 2010

La abuela


Pues nada, señores después del último post...sigamos....

Se despertó Ana aquella mañana más feliz que cualquier día...era muy temprano, había que dar de comer a las gallinas, recoger los huevos, ordeñar las vacas, sacar a las ovejas ...no lo hacía ella sola claro!! tenía ayuda desde hace años, era ya con 70 años daba órdenes y seguía en una gran cocina haciendo queso, embutido y se encargaba de dar de comer a los cuatro trabajadores que tenía....

La cocina era hermosa, grande, la claridad entraba por todos los lados y dos grandes ventanales le dejaban ver aquellas montañas hermosas y verdes del valle asturiano ....

Ana había tenido nueve hijos, todos se marcharon a la ciudad cuando llegó el momento...le decían que lo vendiera todo y se fuera con alguno de ellos, pero Ana no podía dejar aquella vida, su vida....los hijos creaban la propia, cuando no pudiera ya se marcharía...

Ana de cara redonda y mofletes hinchados, de pelo corto, rizado y ya blanco, de manos rechonchas acostumbradas a trabajar, de patas de gallo en silueta con unos ojos verdes y un cuerpo no muy delgado....pero enérgica y llena de vida, mirando el horizonte que parece creció junto a sus huesos y sus años...

No la engañaron ni sus perros, ni su ganado, ni la tierra fértil, cada tiempo le dio lo que esperaba ....mientras los hombres de cualquier género si la dolieron en cualquier momento...

Con 50 años Ezequiel, su marido se quedo varado en el huerto junto al tractor hacía poco pagado , es lo único que se aproximó a aquello que llamaban amor....y ni siquiera sabe si lo entendió....un hombre silencioso....que hablaba más con las ovejas que con ella, pero quizás no importaba....la dejaba en su mundo de esfuerzo y a veces de fantasía....y entre ambos lucharon por el caserío, por aquellos hijos dónde pusieron la ilusión de seguir lo que ellos estaban construyendo pero no....así que una Ana de 45 años, con aun hijos pequeños siguió luchando ...

Hoy después de tantos años, disfruta en su porche de noche...haciendo calceta para su pequeño nuevo bisnieto....que vive en una ciudad grande...y que no sabrá nunca de este tipo de esfuerzo....

Esta mañana después de desayunar , con Ella y Simbad sus dos perros grandes que la siguen a dónde quiera ella estar, irá a la estación de tren , a 30 km del caserío la llevará Jeremías en coche que lleva casi toda la vida a su lado ...a buscar a dos de sus nietos...David de once y Elisa de siete...a pasar sus primeras vacaciones a solas con ella....

Se ven dos veces al año en la ciudad, así que cuando los recoge andan algo tímidos y esperando encontrar en la casa las comodidades que tienen en la suya....

La consola, internet, dvd, la comida congelada...puffff ya ves....

Ahora Ana y sus nietos no lo saben pero llegará final de mes de agosto....y Elisa llorará al tener que volver a su hogar, dejando a una ovejita que se llama Clara ...David que se sintió ya un hombre recogiendo algunas patatas y alucinando viendo como la vaca sacaba leche....

Disfrutaran tanto que estarán deseando volver el próximo año....después los niños olvidan rápido , pero siempre les queda algo....cuando sean mayores ...hablarán de aquel bendito año que olieron la paja....que recorrieron aquellas montañas...que se durmieron en el suelo con Ella y Simbad....que jugaron en el rio como salvajes ....que no había normas repetitivas ....y que vieron el amanecer de otro tipo de vida ....

Cuando Ana desaparezca....no lo hará del todo, el recuerdo de esos días seguirá viviendo en cualquiera ...en cualquiera de nosotros.....olor a pan...olor ....a manteca...a verde lluvia....a horizontes templados....a jugar al pilla pilla....a tomate del huerto...a jabón...a espliego....a montañas de paja...a sabor de naranja....a coger el fruto del almendro...a esa comida que solo hacía ella ...al regazo ...y el olor a manzana.....a la vista cansada....a la respuesta de la pregunta...cuéntame abuela...y la abuela cuenta....

Y su narración se desvanece ,pero se queda....que bonito sentirte en mi árbol genealógico...y saber de aquello que no pude conocer y lo conozco a través de esos tristes, pero vivos ojos....

Y Ana como tú y yo en algún momento se perderá en la brisa de algún recuerdo....y un día alguien dirá ...te acuerdas de la abuela? aquella abuela, que nos contaba cuentos y canciones ...al lado de mi cabaña...tengo una huerta y un madroñal ...con mi cabaña y la huerta lereeee y los madroños lereeeeeeee que quiero más?

Y una sonrisa tierna se dibujara en varios nietos...

Tu abuela o la mía ...que más da....son aquellos recuerdos que se mezclan y te acunan ....con el paso de los tiempos....

Ahora seguirás con tu vida, con el estress, la comida, la cena, los niños, el marido, la mujer...pero quizás se quedará esa senda hace años recorrida...y un halo de nostalgia y de recuerdo ...que de vez en cuando le hace uno retroceder y que te alimenta el alma ....y es que son parte de tu vida....no hay nada de malo en volverlos a sentir y a ver....

Un saludo

Felicidades hoy a todas las Anas y bueno me acabo de enterar que es el día de los abuelos jejeje pues nada dedicados a ellos el post

12 comentarios:

Cantares julio 26, 2010  

:)
Gracias!
Preciosa tu historia,un beso grande

Montse julio 26, 2010  

Los recuerdos que os traen nuestras abuelos son tan hermosos!!!Besitos.

jose i mari julio 26, 2010  

De nuevo, gracias, más relatos emotivos y llenos de amor...Felicidades a las abuelas y a las Anas!!Para ti, un cálido beso y mi abrazo del alma. Mari Carmen.

Rita julio 26, 2010  

Es precioso lo que relatas y se que es real aunque yo no lo haya vivido, no supe lo que es tener abuelos,ya ves, cuando yo nací prácticamente todos habían muerto, me quedé sin ese sabor.
Azul, tengo que decirte que la musica de tu blog siempre me gustó mucho, leer mientras la escucho me encanta pero desde el sábado me gusta mucho más, ese día la escuché y dije, ¡es Azul!! ésta música quedará siempre unida a un hermoso recuerdo, si quieres saciar tu curiosidad lee mi último post
un abrazote

Vir julio 26, 2010  

que linda historia azul!
sabía que era santa ana pero no el día de los abuelos
beso grande

María Jesús Verdú julio 26, 2010  

Un placer descubrir y visitar tu blog

Abuela Ciber julio 26, 2010  

Precioso leerte.

Pase a saludarte deseandote buenos dias a venir y dejandote la frase de la semana...........

"Sorprenderse, extañarse es comenzar a entender"

-Ortega y Gasset-

Cariños

laMar julio 26, 2010  

Preciosa y real historia. Ocurre en cada rincón de este mundo. Como siempre Azul ¡genial!
Un beso enorme de una abuela orgullosa

PD. Algunos comentarios no salen, no se si es error de blogger o mío

Victor Gil julio 26, 2010  

Mi querida amiga Azulita.
Hace algun tiempo que no te visito tu espacio, pero no te olvido. Mis escusas.
Como siempre tus estorias son una maravilla. Me gustan mucho tus estorias.
Um besito mi amiguita.
Victor Gil

LAURA julio 27, 2010  

Muy bonito post dedicado además a las abuelas...Que puedo yo decir de la mia,ufff me quedaría corta,pero puedo resumirlo en pocas palabras:era MI MEJOR AMIGA.
Canciones,tardes jugando al remigio,veranos en la playa,noches hablando hasta las tantas,flanes y macarrones con tomate,tardes de sábado paseando por Barcelona,mil confidenciaa...uffff como la echo de menos!!!!un beso abuela!TE QUIERO(nos veremos en mis sueños cuando quieras venir a verme)

Paquita julio 28, 2010  

Precioso post.

Siempre queda el recuerdo, el recuerdo de personas que marcaron tu vida, yo a la única qbuela que conocí la tuve muy poco tiempo a mi lado...pero aun la recuerdo.

Mis hijas si tienen muchos recuerdos de sus abuelas y son hermosos.


Besitos primita, me ha gustado mucho el post.

Prometeo julio 28, 2010  

Algo asi me paso con Mara, un verano con los abuelos y tios y un caballo que se le murio en los brazos ¡como lloro! ¡como vino desolada!, aun se acuerda de aquel caballo que comia en su mano, que se acercaba a ella cuando iba a verlo, que solo dejaba que ella le cepillase...y, como tu, felicidades a todos los abuelos y abuelas que son uno de esto pilares de hoy en dia.
Un abrazo.

Un gran regalo

No sé que me dirás, no sé que pensarás, este es un regalo para ti, no es un libro y mucho menos esa carta tan hermosa …, pero es lo más hermoso que yo puedo poner en tus manos, un libro con todas las hojas en blanco en el cual puedes escribir, todo lo que desees…hacer crítica, hacer reír, hoy tan difícil de conseguir, hacer porque no… llorar , que puedas hacernos pasear por esa increíble imaginación que posees .
Piensa que gracias a este medio dejaremos un haz de luz de nuestra existencia.
Escribe, escribe como lo sabes hacer tú.

  © Mi mar y mi cielo azul basada en una plantilla original de Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP