viernes, 16 de septiembre de 2011

Recobrando la vida


Paseando por la avenida como siempre, a la misma hora acostumbrada, pero esta vez sola...

Ya no llevo a la pequeña del alma, que me arrastraba de árbol en árbol, ni llevo el bolso lleno de papeles o bolsas para recoger sus "cositas", ya no...ya no... ya no nada......

La soledad coge forma de tenazas, que oprimen la bolsa de lágrimas y laceran un corazón que anda cansado de recoger problemáticas y cuando le toca a él pocos le acunan y hacen nada...

Me siento en un banco a mirar los transeúntes ...

Es la hora del paseo relajado de los perros con sus amos, aun hace fresquito, algunos yayos llevan a sus nietos al cole que aun no se han acostumbrado a los madrugones y de repente dos bancos más allá se sienta una joven madre con su cochecito y un bebé chiquito, chiquito...


La mamá lo coge , lo mira sonriéndole y como si lo hubiera hecho toda la vida, con un brazo lo sostiene y con la otra mano, se levanta la camisa, muestra disimulada un pecho y como por arte de magia acerca la boca del bebé a su seno y el pequeño como si le fuera la vida en ello, apresa el pezón y mama...


La madre lo mira obnibulada y alucinada me quedo yo mirando a ambos, no puedo evitar seguir mirando, pero me siento culpable, parece que estoy robando un momento de intimidad entre los bancos...

Ella con el índice le acaricia en algún momento la mejilla, el peque ha perdido la teta por un segundo, pero inmediatamente después de un quejido, tuerce la boca y encuentra ...para seguir mamando...

Como si de una película de Walt Disney se tratara , un montón de pájaros como cada mañana se encuentran arremolinados en las copas de los árboles observando...van piando y cantando, como para acompañar al peque y este parece estarles escuchando y mirando...

Pasa un rato...le cambió de pecho, y el pequeño ya se está adormilando...se queda prendido de algún sueño ...a saber que estará soñando...
La mamá ya se ha compuesto, se levanta y lo acomoda en el cochecito, se quedó con las manos estiraditas , es porque está ahíto...


Empiezan a caminar y pasan delante mío...


No puedo evitar una lágrima de...si...por qué no? de felicidad...
Y entiendo que la muerte acompaña a la vida o viceversa...que esto es el día a día, que para que unos vengan ,otros terminan...y hay que acostumbrarse...así es la vida...


Me levanto siguiendo el cochecito...y entiendo que el destino está escrito...que mi peque era ya mayor y era su momento de que se haya ido, que cada uno tiene su lugar y su tiempo en el mundo en que vivimos, deseándole lo mejor al bebé que ya se ha ido...

Llego a casa y me siento algo mejor, porque no puedo revolcarme en el apagón de mi mundo, sino buscar la luz como ese pequeño busca la vida que no ha pedido...


Así que a seguir viviendo con los recuerdos...y a buscar un mundo mejor que espero el futuro y el destino me hayan escrito...

Un saludo

6 comentarios:

Rita septiembre 16, 2011  

En éste post se respira la esperanza y el seguir la rueda de la vida, me alegro por ti querida Azul
un beso

Alalba septiembre 16, 2011  

Te voy a escribir algo que me escribieron a mi una vez y suelo utilizarlo mucho porque me parece bellisimo:
Un recuerdo no muere, ni mata, porque siempre está presente.
Sólo quien recuerda opta:Subsistir llorando lo perdido o por lo vivido estar eternamente radiante.

Es precioso lo que nos relatas como la vida continua...pero recuerda mi frase.

Muaks.

Prometeo septiembre 19, 2011  

Delicioso como la aventura de vivir que narra y la esperanza y ternura que aflora...una de mis imagenes mas deliciosas es esa, mi mujer dando el pecho a los crios mientras yo preparo el adicional en el biberon...aun me commueve esa imagen.
Un abrazo.

Cantares septiembre 22, 2011  

Hermoso y tierno tu relato.
La muerte de un ser querido sea humano o animal nos deja un hueco en el alma que más adelante se llenará de recuerdos alegres, pero el duelo hay que vivirlo.
ánimo amiga, la vida debe tener algunos alegres momentos esperando para sorprenderte
Besos

Mª Jesús Verdú Sacases septiembre 23, 2011  

Un placer leerte y visitarte.

Paquita septiembre 25, 2011  

Precioso relato...claro que tienes un futuro y un destino mejor.

Hoy te ha tocado pasar por un doloroso momento, pero tú siempre sales fuerte de estos lances que te dá la vida.

Y este medio te ayudará, ya que te gusta plasmar en este blog las cosas más importantes que te van acaeciendo, asi es que a escribir como hacias hace unos meses, mira, que nos tienes un poco abandonados!!.

Besitos primita.

Un gran regalo

No sé que me dirás, no sé que pensarás, este es un regalo para ti, no es un libro y mucho menos esa carta tan hermosa …, pero es lo más hermoso que yo puedo poner en tus manos, un libro con todas las hojas en blanco en el cual puedes escribir, todo lo que desees…hacer crítica, hacer reír, hoy tan difícil de conseguir, hacer porque no… llorar , que puedas hacernos pasear por esa increíble imaginación que posees .
Piensa que gracias a este medio dejaremos un haz de luz de nuestra existencia.
Escribe, escribe como lo sabes hacer tú.

  © Mi mar y mi cielo azul basada en una plantilla original de Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP